Pop intelectual (Crítica Parade)

Jam Albarracín | 10.03.2014 - 17:53 | Críticas

Parade en directoSe preguntaba -ya ni creo que lo haga- hace años Antonio Galvañ, el comandante en jefe de Parade, acerca del motivo por el cual sus canciones de melodías tan accesibles como adictivas no llegaban a un público amplio.

La pregunta tenía todo el sentido, pero la respuesta volvió a quedar clara la noche del viernes, en el concierto de presentación en Murcia de su octavo álbum, 'Amor y ruido': porque el suyo es un pop inteligente, incluso diría intelectual. Canciones de bellas melodías que instrumentalmente se salen del estándar y que se mueven en torno a conceptos que van más allá del penalti-y-expulsión del 'ya no me quiere'. Demasiado para el oyente medio, suficiente para haberlo convertido en un icono de minorías.

Nos gustan los robots, pero no entendemos que tengan corazón. O mejor, aceptamos corazón de hojalata, pero nos descoloca que bombee al mismo compás que el nuestro. Y esto es lo que ocurre en las tiernas canciones de androides desesperados, niños zombies y viajeros del tiempo que surgen de la desmesurada imaginación del astro de Yecla. No siempre, también hay humanos deterministas y ministros de interior salvados de su malvado destino por el amor ('Si no fuera por ti').

Parade es un romántico empedernido, alguien capaz de ver la singularidad de la gota de agua en el océano. Y eso duele. Acaso menos si se transforma en canción, de ahí que añada un cierto distanciamiento con sus personajes y también en su directo.

El del viernes fue un muy buen concierto, apoyado como de costumbre en visuales que remiten a cómics o películas. Suenan como nunca, con Eva y Jesús espléndidos en las armonías vocales, un Piqueras preciso en su comedimiento y un Antonio que explica brevemente el escenario de cada canción.

Un directo más electrónico que el global de su último disco, con un repertorio que prescinde -o adapta- las influencias más clásicas y mediterráneas, para ir creciendo paulatinamente hasta acabar convertido en moderna pista de baile. Que abriera con 'Radiante Estrellabrillante Smith', de su primer disco de 1998, fue un caramelo para los veteranos.

No hubo ningún momento bajo en su relación de 21 canciones y sí varios muy altos: la tecnificada 'Nickel, chromo', el single 'Tierra postapocalíptica', la siempre resultona 'Metaluna', el momento San Remo de 'La vida tal cual' y ese primer final de bendita contradicción en clave hit: la bailable 'Nunca bailo' y la rocanrolera 'No más rocanrol'. En el bis, extraña versión de una rareza de Dinarama ('Mujeres rusas') y 'Niño zombi', ambas en clave muy Sigue Sigue Sputnik. Ya saben aquello de que si no existiera habría que inventarlo y no sabríamos. Pues tal que así.
 
 
PARADE
Formación: Antonio Galvañ (voz solista, teclados), Eduardo Piqueras (guitarra), Eva Plaza (coros) y Jesús Galvañ (sintetizador, coros). Lugar: Club 12 & Medio, 7 de marzo de 2014. Calificación: Notable.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...