Lydia Lunch (crítica) - "El paseo de la desolación"

Jam Albarracín | 15.12.2008 - 06:18 | Críticas

Lydia Lunch, kill me softly“Dios es un policía”, exclama Lydia Lunch en uno de los abruptos pasajes de Ghost of Spain, su flamante nuevo espectáculo -y disco-, más encuadrable dentro del ‘spoken word’ que en el apartado de los conciertos al uso. Y la frase es de las menos escarpadas de su propuesta, una incursión de 60 minutos por el mismo Paseo de la Desolación. Aquél en el que el alma humana se despoja irremediablemente de cualquier atisbo de esperanza.

Vestida de negro, en contraste con el azul cegador de su mirada de cristal y el rojo sangre de sus labios, Lydia Lunch ofrece un atractivo discurso en el que la poesía psicótica copula con el nihilismo en un lecho sin amor. El decorado es coherentemente inquietante: el baterista de Gallon Drunk, Ian White, golpeando poseso sus tambores y acentuando el criterio de disonancia de la música pregrabada, la gravedad vocal de Núria subrayando los titulares en castellano, la pantalla de fondo emitiendo imágenes de pura desolación: habitaciones destrozadas, hoteles vacíos, espacios abandonados, espíritus inermes, visiones alucinadas… No hay exorcismo posible, la derrota está ya consumada. Y asumida.

Lydia Lunch escupe sus reflexiones sobre el ser humano y deja al diablo en aprendiz. Diserta sobre las drogas y la paranoia, sobre la violencia -inherente al ser humano desde la misma creación del mundo-, sobre el espejismo de la libertad, sobre el “white light, white heat” (¿alusión al big bang, a las drogas, a la Velvet Underground, a todo ello?), sobre la muerte y el dolor (“todas mis parejas flirtearon con el suicidio, pero no tuve la suerte de que ninguna lo alcanzase”). Uh… Mike Tyson duele menos. Pero es sólo un espectáculo y me niego a hablar de sinceridad o realismo, términos que se suelen utilizar cuando algo se maneja en parámetros de crudeza.

Lo que Lunch propone en Ghosts of Spain es una incursión en el lado más áspero, yermo y devastado del alma humana. Tan real como su opuesto, ni menos ni más. Un espectáculo inquietante, desolador, en el que la esperanza tiene orden judicial de alejamiento y en el que su autora, a través de títulos como You can’t prove anything, Still searching o Go for broke, y desde una actitud de puro descreimiento, argumenta un show poético, de tensión elevada y, finalmente, muy atractivo.


LYDIA LUNCH - "Ghosts of Spain"
Formación: Lydia Lunch (voz), Núria (voz) e Ian White (batería). Lugar: Auditorio Víctor Villegas, sala Miguel Ángel Clares, 13 de diciembre de 2008. Calificación: Bueno.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...