Mogwai (crítica) - Ruidismo sinfónico

Jam Albarracín | 06.02.2009 - 09:05 | Críticas

Mogwai en Murcia (foto: G. Carrión)"Hemos cerrado el círculo", declaraba Stuart Braithwaite a propósito del último álbum de Mogwai, y sólo él sabrá a qué se refiere. Porque aún siendo cierto que el combo escocés ya no es aquella guerrilla armada dispuesta a dinamitar los cimientos del rock desde el propio rock, que asombró con Young team (1997) y Rock action (2001), sus directos continúan siendo apabullantes.


Antes de Mogwai, nadie había sido capaz de jugar con los contrastes de manera tan extrema -y certera- como ellos. Encabezaron la vertiente más visceral e intuitiva del post-rock y sus esquemas fueron imitados hasta el saqueo. De modo que les exigimos que se reinventen y que sigan siendo ellos al mismo tiempo. Y hasta cierto punto lo consiguen.
 

La mayor virtud de Mogwai radica en su capacidad para crear sinfonías desde el ruido. Capas de guitarras cuyo sonido conecta directamente con el sistema nervioso, provocan sacudidas eléctricas y finalmente acaban resultando, no ya melódicas, sino claramente sinfónicas.

Lo hacen jugando con los in crescendo, tras soltarte un sopapo a lo Mike Tyson que, por mucho que sabes que va a llegar, siempre acaba agarrándote desprevenido. Y lo hacen tras haberte echo flotar por el espacio interior durante un tiempo inespecífico, a base de melancolía tan devastadora y al tiempo sutil que a veces da la impresión de que si rasgueasen las cuerdas más suave ya no emitirían sonido.

Es su esquema, es su propuesta y ellos la han inventado, por más que en su día partieran de referentes como My Bloody Valentine. Acertadamente no recurren en exceso a las explosiones sónicas, tan deseadas y apreciadas por el público, pero cuya reiteración acabarían por tornarlas evidentes. La audiencia quiere más pero ellos dosifican para que paladeemos mejor. Lástima que también dosifiquen una actitud otrora cercana al punk y hoy incapaz de hacerles derramar una gota de sudor. Pero esta es otra historia, titulada paso del tiempo.

Humo, luces de contra, siluetas, colores dominantes... Su puesta en escena sigue siendo atractiva y la sensación general es de gran cita. Tanto cuando desgranan el nuevo álbum (Thank you, space expert; Scotland's shame; I'm Jim Morrison, i'm dead), como cuando tiran de fondo de armario (contundente Batcat; Hunted by a freak con su vocóder, el único atisbo vocal; soberbia Mogwai fear Satan).

¿Puede haber un término más contradictorio que el de punk sinfónico? Pues si no se les hubiese caído la primera palabra, existiría.


MOGWAI (+ Seashell Velasco)
Formación: Stuart Braithwaite (guitarra, bajo), John Cummings (guitarra), Barry Burns (teclados, guitarra), Dominic Aitchison (bajo) y Martin Bulloch (batería). Lugar: Sala Narciso Yepes del Auditorio Víctor Villegas, 4 de febrero. Calificación: Notable.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...