Khaled. El reencuentro (crítica)

Jam Albarracín | 06.07.2009 - 05:30 | Críticas

Khaled con las banderas argelina y marroquí. Detrás, la del pueblo bereber.Magnífico estreno el de la decimoquinta edición de La Mar de Músicas, con el aforo prácticamente completo, la brisa de mar acariciando hospitalaria y un Khaled en escena en modo estelar. En una serie que nos acercará a los tres grandes espadas del raï -Faudel el 10, Rachid Taha el 18-, Khaled invirtió a ganador en la apuesta por mantener el trono que hoy ocupa.


Lo hizo ofreciendo un concierto generoso también en su duración y esgrimiendo con magnificencia los argumentos que le han hecho grande: su sonido modular rico en tonalidades; esa peculiar voz de registro propio, refrescante cual atardecer, ondulada cual duna; su música sabrosa y especiada con aromas españoles -andaluces, mallorquines-, franceses o egipcios, pero con denominación de origen del todo reconocible.

Pero además Khaled, quien en sus discos previos había acabado orientándose demasiado hacia un pop un tanto edulcorado y con poco jengibre, ha optado por recuperar la esencia de la música magrebí, de ese raï que en los años ochenta llegó a provocar la ira fundamentalista en su contra.

Ha vuelto a las raíces con Liberté, su nueva entrega, y tal que así se mostró en Cartagena. Con una banda nutrida, tocando incluso el acordeón que fuera su única compañía en sus inicios -vale, sólo lo hizo en la primera, pero me pareció una declaración de intenciones-, esencial aún sin abandonar del todo el acento pop.

En su repertorio hubo canciones de su nuevo álbum: Zabana, Raikoum, Liberté -de las escasas no cantadas en árabe-, la apertura con Yamina, canciones que en algún caso son adaptaciones de sus primeras composiciones, no registradas discográficamente al menos en Occidente. Hubo espacio para temas de otros álbumes -de Kenza, de Hafla, de Sahra-, si bien adaptadas al formato actual de incienso, menta y canela. Y claro, no faltó Didi, incluida en un medley junto a N ssi N ssi y Chebba, ni la despedida con la maravillosa y aclamada Aicha.

 

Khaled se ha reencontrado consigo mismo y esa es una gran noticia, sobre todo para quienes lo pudimos comprobar en directo. Su solvencia escénica era algo contrastado, pero el viernes superó con creces su notable actuación de hace unos años en el mismo escenario. También juega a favor su actitud, su nada velada apuesta por la unidad del Magreb, como dejó claro con la presencia en escena de tres banderas: la de Argelia, la de Marruecos y la del pueblo bereber. Grande.

La estupenda primera velada de La Mar de Músicas 2009 continuó en el Castillo Árabe con la actuación de interés variable de U-Cef -ingredientes magrebíes con guarnición rítmica occidental, versión de Rachid Taha incluida- más la bastarda sesión a los platos del enérgico DJ Key, capaz de hermanar en la pista de baile a Nirvana o Aeroshmith con hip-hop y flautas árabes. ¡Y quedarle de lujo! Qué bueno que comenzó La Mar.


LA MAR DE MÚSICAS 2009
Concierto: Khaled + U-Cef + DJ Key (velada inaugural del XV La Mar de Músicas). Formación: Khaled (voz, acordeón), David Aubaille (oud), Maurice Zemmour (bajo), Mustapha Didiou (teclados), Julián Tekeyan (batería), Bachir Mokari (percusión), Alain Pérez (guitarra), Kouider Berkane (violín),Nicolas Gueret (saxo), Philippe Slominski (trompeta), Philippe Henry (trombón, violín, guitarra) y Abdelhoued Zaim (teclados). Lugar: Auditorio Parque Torres, 4 de julio. Calificación: Muy bueno.
 

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...