Marianne Faithfull (crítica)

Jam Albarracín | 11.07.2009 - 17:37 | Críticas

Marianne Faithfull en Cartagena (Foto: Pablo Sánchez del Valle)EL ICONO ERA DE BARRO

Era uno de los conciertos más esperados de La Mar de Músicas 2009, pero también de los de mayor grado de incógnita. Y salió la cruz. Marianne Faithfull ofreció un show deslavazado e irregular, sin presencia, con momentos puntualmente destacados -cuando se sumergía en el cabaret o se paseaba por carreteras secundarias de rock-, pero en el que prevaleció una cierta sensación de apatía y de desconexión entre la diva y su banda. Sonó Sister Morphine, pero casi nos durmió.


Su voz se muestra ajada por el paso del tiempo y las melodías devienen en tonalidades demasiado lineales, pero acaso esto era algo que cabría esperar y por tanto disculpar. Menos excusable, en cambio, resultó un repertorio incoherente que pareció diseñado para romper los escasos momentos de clímax, saltando de un tema intenso y oscuro al pop juvenil o al country menos evocador.

Como decepcionante resultó su mínimo dominio escénico -una señora con su bagaje hubiera debido levantar la mano y congelar la escena, pero prefirió jugar a una juventud que, evidentemente, la abandonó hace mucho tiempo- y el último debe: la nula conexión con su banda.

Incido en este aspecto porque me parece esencial. Faithfull insistía en hacer gestos, seguramente de cara a la galería, de ‘vamos arriba’, pero los músicos no es que no le hicieran caso, es que ni la miraban. No se creían lo que estaban interpretando y así no hay manera. O sí: cambiar de banda. El momento culminante fue cuando Marianne, tras un feo intercambio de impresiones, llegó a llamar estúpido a su saxofonista. Mala onda, Johnny.

Una pena, porque las adaptaciones incluidas en su último álbum, “Easy comes, easy go”, resultan meritorias. Pero en vivo no acaban de cuajar. El mejor momento llegó cuando la musa del Swinging London se puso oscura y se arrancó por Mack the Knife, el original de Kurt Weill y Bertolt Brecht, continuado con la gélida In Germany before the war, de Randy Newman.

Salvation, de Black Rebel Motorcycle Club, fue el highlight de una velada que parecía crecer por momentos a base de espejismos. Sonaron clásicos como Sister Morphine y su primer hit de 1963 As tears go by, antes de despedirse con más pena que gloria por Morrisey (Dear God, please help me) y Merle Hagard (Sing me back home). Y de dejarnos con esa sensación amarga de haber visto a un icono convertido en barro.


LA MAR DE MÚSICAS 2009
Concierto: Marianne Faithfull. Formación: Faithfull (voz), Roger Eno (piano, teclados), Leo Abraham (guitarras), Rory MacFarlane (bajo), Martyn Barker (batería), Jack Pinter (saxo, metales), Kate St. John (oboe, acordeón) y David Coulter (guitarra acústica). Lugar: Parque de Artillería de Cartagena, 9 de julio. Calificación: Decepcionante.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...