El tedio no es cool [Crítica Gotan Project]

Jam Albarracín | 19.07.2010 - 05:36 | Críticas

Gotan Project en Cartagena [Foto: Pablo Sánchez]No fue la del sábado la mejor velada de La Mar de Músicas 2010. Quizás influyera el gran sabor dejado por los tres magníficos conciertos previos -The Dirty Projectors, Youssou N'Dour y Patti Smith-, pero lo cierto es que ninguna de las tres propuestas, muy diferenciadas formal y conceptualmente entre sí, consiguió ofrecer unas prestaciones acordes al elevado nivel del programa de la presente edición del festival cartagenero.

A Gotan Project parece habérsele agotado la gasolina creativa. Ya no cautiva con la enésima repetición de su tango electrónico, cada vez menos cool, más evidente y con una  marcada tendencia hacia el tedio. Ni rasga cuando tanguea, ni se aprecia inspirado en su soporte sintético. Desapareció el brillo, no supieron hacer avanzar una propuesta en su día original. Su directo, en el que alardean de una bonita colección de mandos a distancia y de soportes digitales, resulta tan neutro como beber un agua tónica, tan inocuo como tomarse un vaso de colacao.

Tomadas aisladamente, siguen teniendo canciones interesantes, como 'Santa María (del buen ayre)', el coqueteo easy listening de 'De hombre a hombre', 'Mi confesión' -con Koxmoz rapeando virtualmente desde una pantalla no siempre bien sincronizada- o 'La gloria' -si obviamos la sonrojante narración deportiva-, pero lo que ha pasado ha sido el tiempo y eso, en una música claramente de tendencia, la ha hecho envejecer mal.

Sigue siendo moderadamente válida para aderezar una exposión -moderadamente, el 'in' y el 'out' es lo que tienen- o para decorar la primera parte de una fiesta de cumpleaños, pero perdió su pujanza y en directo se aleja mucho de la seducción. El aburrimiento no es cool.

Previamente Totó la Momposina dejó muestras de su gracia, más notoria cuando muestra su raíz indígena que cuando insiste en bañarse en las costas del Caribe -demasiado a menudo- o cuando sus músicos quieren demostrar que saben tocar jazz-rock progresivo. Que el show-biz no la ciegue, La Momposina mola cuando le pide un solo a uno de sus percusionistas: “Damián: rico, sustancioso, bien chévere y sin tanto revuelo”. Pues exactamente eso, Doña Totó.

Claro que para revuelo el que se montó en el Castillo Árabe con el tecno-cutre-sauna de mercadillo del sirio Omar Souleyman, un freaky que ni diseñado por Mauro Entrialgo: una mezcla entre El Tío de la Pita, Camela y El Príncipe Gitano, pero en barato y con doble de caspa. Digno de ver, aunque sea para echarse unos bailes y unas risas con sus programaciones ultra evidentes, su teclado de todo a euro y sus continuos gritos de exaltación: ehhhhhhh.

En España nos gustan las frikadas, recordemos a Tamara Ámbar o al Chikiliquatre, aunque uno no espera encontrárselas en el Sonar -por donde ya pasó- o en La Mar de Músicas. Pero mira, peor sería 'de robar'.


XVI LA MAR DE MÚSICAS
Conciertos: Gotan Project, Totó la Momposina y Omar Souleyman. Lugar: Auditorio Parque Torres y Castillo Árabe. Calificación: Cierto interés.


Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...