El bello paréntesis [Crítica Sissoko & Segal]

Jam Albarracín | 22.07.2010 - 04:19 | Críticas

Ballaké Sissoko y Vincent Segal en La Mar de Músicas [Foto: Pablo Sánchez]Traspasas el umbral que da acceso a las ruinas de la catedral de Santa María la Vieja y se detiene el reloj, ya no los hacen como antes. Reina una extraña paz. Las llamas de las velas se mecen sin compás, sin atreverse a crepitar por no pertubar la atmósfera, ese armonioso todo que forman música y marco, contenido y continente confundidos en uno. No hubiera existido un lugar mejor. Horas más tarde, ya en casa, observas que el reloj late puntual. Ha sido como una leve abducción, un bello paréntesis en este mundo veloz y prosaico.

Dudas si esa bella ensoñación ha ocurrido realmente, pero te sientes bien. Los 'culpables' han sido la ingrávida kora de Ballaké Sissoko y el cálido violoncello de Vincent Segal, en La Mar de Músicas. Especialmente conjuntados, más que un diálogo -que también- es una expresión conjunta. Alternan el papel de solista, sin que el rol llegue a ser tal. Todo es cariñoso, cortés, hasta cuando Segal bromea imitando el sonido de la vuvuzela.

Ballaké Sissoko y Vincent Segal ofrecen un discurso exquisito, subyugante y clásico -clásica popular más clásica sinfónica- que ellos han titulado como 'Chamber music' (música de cámara), disco que ejerció como soporte del concierto. Sin dejar de serlo -clásica, de timbre reconocible- resulta al mismo tiempo inusual, poco frecuente. No suena exótico, tampoco coloquial. No remite de manera especial al África Occidental, pese al sonido de la kora, ese instrumento con cuerpo de arpa y culo de calabaza. El alma no tiene forma y ahí incide esta propuesta. En el alma, en el corazón, en la imaginación, ya saben. Sugiere mucho, pero nada en concreto. Tal vez así sea la paz.

O tal vez fuimos abducidos realmente, buscaré el chip en mi nuca. Ni siquiera las intrépidas gaviotas de Cartagena, probadamente melómanas ellas, se atrevieron a interrumpir. O quizá no haya gaviotas en ese planeta, qué tontería. Me consta que divago, pero así fueron las sensaciones inferidas por la música de Ballaké y Vincent, sonido de ojos entornados y delicadeza sensorial.

Otros les contarán que aquél visitaba la casa de éste en París, que si uno ha tocado con Toumani y el otro es un crack del eclecticismo. Está en internet y en el libro de La Mar. Yo prefiero hablar de la música y sus sensaciones. Y las mías fueron éstas: confusas, tiernas, embelesadas.


XVI LA MAR DE MÚSICAS
Concierto: Ballaké Sissoko & Vincent Segal. Lugar: Caedral Antigua de Cartagena, 20 de julio de 2010. Calificación: Embelesador.


Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...