Maika Makovski: "No quiero que mi trasero importe más que mi sonido"

Jam Albarracín | 29.10.2010 - 12:38 | Entrevistas

Maika Makovski [Foto: Carles Mercader]Hay artistas con los que da casi tanto gusto hablar como escuchar sus canciones. Es el caso de Maika Makovski, la mallorquina de ascendencia macedonia y residencia variable (con Barcelona como base) quien, tras un par de discos interesantes pero que requerían de la buena disposición del oyente, por fin hace unos meses se descolgó con un trabajo de altos vuelos y título homónimo. “Maika Makovski” es un significativo paso adelante, un golpe encima de esa mesa de las promesas que por fin se convierten en realidades. Nocturno, pasional, neoyorkino, anguloso, por momentos asfixiante, uno de los mejores álbumes nacionales del año. Maika defiende su trabajo como sólo puede hacerlo quien se dejó la piel en sus aristas.


Es su primera actuación en Murcia desde la publicación de “Maika Makovski”. ¿La vamos a escuchar muy cambiada?

- Me parece que eso depende más de la oreja receptora. Para mí sigue siendo lo mismo en esencia (en cuanto a energía, por ejemplo), pero soy consciente de que las formas se han refinado y las composiciones son más sutiles.

Porque el disco... No sé si es el sonido, las composiciones o la madurez, pero el paso adelante es significativo. En mi opinión.

- Me alegro mucho de que lo veas así. En mi opinión también es un paso hacia adelante, creo que por todo lo que has citado. El cuerpo me pedía un cambio. Llevaba demasiado tiempo anclada a la misma sonoridad y la etiqueta de 'rock'n'roll' se me empezó a antojar un corsé demasiado estrecho, así que emprendí camino hacia terrenos menos trillados. Y aquí sigo, buscando.

Tengo a John Parish en altísima estima, sobre todo desde que le vi en directo con su banda. Supongo que usted también, de ahí su elección como productor.

- Sí, y sobre todo después de conocerle. Ha producido discos estupendos, pero trabajar con él es tan fácil y natural, y él es además tan buena persona, que su mito se magnifica.

Aunque esto iba a hacer que las comparaciones con PJ Harvey, que ya existían, se acrecentaran. ¿Le halaga, le molesta?

- Creo que a ningún artista le gusta que le comparen con otro, porque se carga la finalidad del arte que es crear un mundo propio, pero soy consciente de que es algo que la prensa casi se ve forzada a hacer y me lo tomo con muchísima tranquilidad.

Se marchó a vivir a Nueva York. ¿Hasta qué punto Brooklin ha tenido que ver en su evolución, en su nuevo sonido más nocturno e intenso?

- No sé si podría desentrañar lo que aportó a mi música. Escuchaba, quisiera o no, mucho hip hop por las calles, en los bares... un estilo que jamás me había llamado la atención. Quizá mi repentino interés por la repetición (los riffs de guitarra ad nauseam) venga de allí. Desde luego algunos de los temas de las letras se inspiraron en el humo de las alcantarillas.

Catalogaría su sonido como indierock (ya sabe, las etiquetas entendidas como un primer filtro), pero además de a Nueva York, su disco me sabe a blues. No formalmente, claro. ¿Ando desatinado?

- No, en absoluto. Las letras son blues: un hombre + una mujer = conflicto. Antes hablaba de la repetición en el hip hop; bueno, supongo que al principio de todo fue la repetición en el blues. Y me interesaban mucho las atmósferas húmedas y pantanosas del delta y su traducción a la música.

¿Cómo están yendo los directos, cómo se está sintiendo? Intuyo que la interpretación de estas canciones requiere un mayor compromiso emocional.

- Ponerme frente a la gente con estas canciones no es fácil. Me siento responsable del entretenimiento de la audiencia, y me siento responsable de ser lo más honesta posible, que muchas veces pasa por obviar el "show": no ir a lo fácil, no caer en los clichés efectistas... no darle a la gente lo que cree que quiere [risas]. En realidad la gira está yendo muy bien, estamos conociendo y nos está conociendo gente que con los anteriores no tuvo la oportunidad y por regla general estamos dando buenos conciertos. Sólo falta asentarme. O quizá me falta desestabilizarme todavía más.

Ser mujer -y joven y guapa- en este mundillo, ¿ayuda más que dificulta?
- Creo que sí. Como audiencia te lo digo, porque puntualizo: yo no soy tan guapa. De todas formas he intentado mantener los escotes a raya: no dejar de lado mi femineidad ni mi sensualidad, que son además una parte importante de mi música, pero no explotarla de una manera obvia y barata. No quiero que mi trasero importe más que mi sonido. (Y sé que vas a tener tentaciones de hacer de este tu titular). [I'm sorry, Maika, era demasiado bueno]

No sé si sus canciones son de amor, de pasión, de venganza o de deseo. En todo caso es un amor de rompe-y-rasga, uh...

- Es el deseo de amar intensamente. Y un montón de sucedáneos mal llevados. Demasiado orgullo, demasiada estrategia... En un sentido es terapéutico, intentar saber qué narices estás haciendo mal para arreglarlo. Debería bastar sentirse envenenado y negro por dentro, pero no. Hay que entender primero, maldita la gracia.

¿Tiene la sensación de haber abierto una puerta a raíz del nuevo disco? ¿Qué le ofrece el panorama que atisba?

- Sí, creo que he abierto una puerta a mi autoexigencia y una ventana a mi intimidad. ¿El panorama? Tendría que dedicar algún tiempo a pensar en esta pregunta. Por el momento la posibilidad de continuar haciendo esto... ¡con una libertad aberrante!


Quién: Maika Makovski + Fede Aniorte y sus Cachorros.
Cuándo: Viernes 29 de octubre de 2010, a las 23 horas.
Dónde: Club 12&Medio (Av. Mariano Rojas, Murcia).
Cuánto: 10 / 12 euros.


Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...