Damien Lott: "Con mi música soy exigente hasta el absurdo"

Jam Albarracín | 10.12.2010 - 15:32 | Entrevistas

Damien LottLlevaba algunos años dejándose ver en distintas formaciones valencianas, fundamentalmente como baterista, pero pocos podían imaginar que dentro de su cabeza se estaba trazando una impresionante obra de ingeniería pop. Durante dos largos años Damien Lott -un tipo delgado, tímido, de mirada vulnerable, a quien no dudarías en confiar las llaves de tu casa- fue dando forma a sus ideas, grabándolas en su propio estudio en un proceso tan detallista, insomne y autogestionado como finalmente fructífero.

Cuando lo hubo finalizado, Absolute Beginners -el mismo sello especialista en delicatessen que publicó el debut de Alondra Bentley- lo editó, convirtiéndose así 'Damien Lott' en uno de los mejores álbumes nacionales de 2010. Por fin esta noche lo presenta en Murcia.

¿Cómo se le ocurre hacer algo tan exquisito y tan frondoso tratándose de un disco de debut? Sorprende y casi abruma, de pura orfebrería sonora.

- Vaya, qué amable. Bueno, igual sorprende si conectas con las canciones y no sabes nada de mí, pero si averiguas que pasé dos años milimetrando cada segundo, igual te parece flojillo.

¿Pero no habiamos quedado en que los debuts son muestras con encanto y sin cuajar? Los tiempos están cambiando.

- Hace un par de décadas tenías cuatro discos de margen. Hoy en día si no haces algo realmente sorprendente en 15 segundos estás fuera. Da igual, el disco lo hice sin ningún tipo de presión, nadie me esperaba, ¿qué sentido tenia presentar algo a mitad camino?

Todo el álbum está compuesto, arreglado, grabado, mezclado e interpretado por usted. No cuesta intuir que debió de ser un trabajo largo y acaso febril.

- Sí, exacto, fue un proceso desquiciante. Cuando compuse las canciones, no sabía cómo tocarlas; cuando aprendí a tocarlas, no sabia cómo grabarlas; y cuando las tuve grabadas no sabía mezclarlas. Hasta que lo tuve todo listo viví en un constante estado de pánico.

¿Y cómo lo lleva al directo?

- Ahora mismo somos cuatro músicos, una formación de rock clásica. Borja Baixauli al bajo, Pablo Catalá a la bateria y coros, Jordi Ortolá en percusión y coros; y yo, voz y guitarra. Tocamos la esencia de cada canción y tratamos de hacer nuestro trabajo lo mejor posible.

En todo caso y por mucha ingeniería, si la materia prima (la canción) no es buena... ¿Es muy autoexigente también en este sentido?

- Claro, las canciones siempre son lo más importante. Con mi música soy exigente hasta el absurdo, trato de ser lo menos indulgente posible. Pienso que cada vez que doy algo por bueno es porque me he conformado, así que intento que cada nota tenga algún tipo de magia para mí. Y, de vez en cuando, es requisito tirarlo todo a la basura.

Supongo que cabe decir que el sixties-pop es su mayor, que no única, fuente influencial. Aunque no aprecio una intención revivalista.

- Los dos primeros temas del disco ['Erase and fall' y 'Double mono'] son muy 60s, pero yo diría que el grueso del disco es más noventero. De los 60 intento quedarme con la importancia que se le daba a la melodía y a las voces. Me gusta ponerle acordes a una melodía y no al revés.

Alterna español e inglés para cantar, algo poco frecuente. ¿Por qué?

- Por nada en especial, planteé el idioma como un arreglo más y para cada canción busqué el mejor arreglo posible, así que por qué no. En la discográfica lo respetaron. Por otro lado, en ningún disco con una vocación comercial seria verás algo parecido, así que un motivo más.

Permítame la imprudencia: ¿es Damien Lott uno de esos geniecillos locos que sólo se relacionan con sus criaturas sonoras? ¿Una especie de Dr. Frankenstein o JF Sebastian musical?

- [sonríe] No, qué va. Soy un tipo muy normal. Cuando estoy con mi propia música soy obsesivo y una completa pesadilla, pero durante el día intento que nadie se entere, suelo hablar de música lo mínimo.

Un disco insomne de larga elaboración. ¿Había un método establecido, una meta previa? ¿Qué sintió al finalizarlo?
- Mi objetivo era hacer música que me resultase interesante, huir de lo obvio. No he tenido una metodología clara, aunque tengo algunas reglas componiendo, como “si se parece a algo, no vale”. En general, nada útil. El día que se acabó el plazo y envié el disco a masterizar me sentí enfermo, pensé que tendría que haberlo regrabado todo.

¿Han mencionado muchas veces el 'Pet Sounds' para referirse a su trabajo? Aún siendo impreciso, resulta tentador.

- Vaya, la verdad es que sí sale a menudo, pero eso tampoco quiere decir gran cosa, ni que esté en el mismo plano ni mucho menos. Tal vez si hubiese hecho mi disco hace 40 años y yo fuese un adolescente...

Sr. Lott, si fuese usted de San Diego o del mismo condado de Essex estaríamos agitando el diccionario de superlativos. Mira que nacer en Valencia, España...

- Bueno, prometo que es la última vez.


Quién: Damien Lott.
Cuándo: Viernes 10 de diciembre de 2010, a las 23 horas.
Dónde: Sala Musik (bajos de la Plaza de Toros, Murcia).
Cuánto: 5 euros.


Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...