Alaska: "Todo es posible si tienes interés, no si tienes Internet"

Jam Albarracín | 16.02.2011 - 10:34 | Entrevistas

Olvido Gara, AlaskaEs todo un icono que trascendió ampliamente el ámbito de lo musical. Fue la foto de portada de la denominada 'Movida madrileña' y hoy, 30 años más tarde, Olvido Gara, Alaska, sigue siendo un tótem de la modernidad bien entendida, además de un emblema de la liberación sexual. Nacida en México DF, llegó a Madrid siendo una mocosa y con apenas 15 años comenzó a dinamitar los cimientos del establishment musical español al frente primero de Kaka de Luxe, después de Los Pegamoides, más tarde de Dinarama y por fin de Fangoria, banda, como las anteriores, en la que comparte galones con Nacho Canut.

Y con la que mañana jueves presentará en Murcia su recopilatorio definitivo, 'El paso trascendental del vodevil a la astracanada', un CD doble o triple, según la edición, que incluye todos los singles de Fangoria, además de viejos hits en nuevas grabaciones.

Nos conocemos desde hace mucho tiempo, hemos compartido escenarios y algo más, así que cuando pulsa el verde del smartphone, su voz suena tan amable y cálida como de costumbre.

¿Era el momento del gran recopilatorio, la compilación definitiva de (algo más que) Fangoria?

- Para nosotros sí, porque es algo que nunca habíamos hecho. Además estas cosas tienes que hacerlas cuando te va bien, no como recurso cuando te va mal. Con el disco anterior estábamos en un momento en mi opinión insuperable y pensamos que era el momento de hacerlo de un modo exhaustivo, completo, porque es una cosa que haces cada mucho tiempo. Para una vez que lo haces, hacerlo bien.

Pero sí que existen otros recopilatorios, más o menos dudosos, de su obra.

- Qué te voy a contar. Que cada año salga un recopilatorio de cada una de las discográficas por las que has ido pasando, bueno, es ley de mercado y punto, me da igual, aunque si los hicieran con un poquito más de cuidado mejor estarían. Pero no son proyectos con los que uno tiene relación. Es como un pintor, está bien que cada cierto tiempo haga una exposición antológica pero no puede hacer tres antológicas al año porque es un chiste. Por eso la gente ha perdido el respeto por los recopilatorios.

En todo caso, creo que era un 'deseo a voces' que Fangoria regrabara canciones de Dinarama y Los Pegamoides.

- Pero no puedes estar muy atento a lo que piensan los demás, porque si fuera por eso Fangoria nunca hubiera grabado ni una canción nueva. Porque no es que es que notes que quieren eso ahora, lo han querido siempre. Es muy difícl mantener el equilibrio. Si hubiéramos caído en la tentación de ceder, nunca Fangoria hubiera vendido, ni hubiera tocado en festivales, ni hubiera tenido personalidad, ni público nuevo.

¿Llegasteis a pensar en incluir alguna canción de Kaka de Luxe?

- No lo descartamos, no pensamos en incluir o excluir, pero no hubo lugar. Pusimos mentalmente todo el repertorio sobre la mesa y pensamos en cuales resultaban apetecibles, posibles de tocar por Fangoria hoy en día. Y no hubo ninguna que resultara posible. Lo que sí es exhaustivo son los 22 singles de Fangoria, que están todos y en orden.

Parece como si algunos viejos fans se hubieran enfadado un poco por estas nuevas versiones. Una especie de celo, como si les hubieses tocado algo suyo.

- Yo entendería que las nuevas versiones que hemos grabado en un momento dado no le interesen a quienes ya las escucharon y disfrutaron con 20 años, porque tu memoria de los sonidos va unida a tus recuerdos, a tu vida... Pero cuando vuelves a grabar una canción no es para quien ya la vivió, es a lo mejor para alguien que está viviendo contigo este momento y que no formaba parte de tu vida entonces, por edad. Pero vamos, ese tipo de celo es como muy latino, es muy poco anglosajón. El anglo es todo lo contrario, cuando algo les gusta quieren que eso se expanda y llegue a más gente. Supongo que es como un prejuicio indie español, no lo sé.

Cambio de rumbo. Hay quien defiende que Strokes no llegarán a ser tan míticos como Bowie o Morrisey porque ahora la música no tiene forma ni espacio, no se toca la portada del disco.

- En Inglaterra, por supuesto, la fiebre actual ya son los noventa. Pero aunque sí, hay canciones y hay recopilatorios, te das cuenta que es muy difícil hacer tangibles los 90. Tú piensas en Ziggy Stardust y es que te viene, no solamente Bowie, te viene una vida entera. Que además lo divertido de décadas anteriores es que esas vidas duraban cuatro meses, quiero decir que para pasar de Bowie a Johnny Rotten y después a Boy George la diferencia era como de cinco años. Entonces eran bofetadas de estilo, bofetadas musicales, eso es muy interesante. Ahora es como una línea continua desde finales de los 80, con el house, con el acid, con determinada reconversión del rock desde Primal Scream hacia algo más rítmico... Pero no hay una línea divisoria que sepas que esto es antes del 98 o después del 2003, es más complicado, es menos tangible. Y probablemente es lo que tú dices, una cuestión de soporte.

Como en vuestro último disco de estudio, 'Absolutamente' (2009), algunas de las nuevas versiones están producidas por Tony James y Neal X (Sigue Sigue Sputnik).

- Es que, con el disco anterior, aparte de gustarnos el resultado, los momentos de grabación fueron muy satisfactorios. Nacho y yo tenemos muy poca capacidad de sufrimiento, quiero decir, hay artistas que les sale lo mejor de sí mismos cuando peor lo pasan, cuando más tensas son las relaciones. A nosotros nos sucede al revés. Y con esta gente, además de ser personas a las que respetamos y admiramos, el trato es muy agradable y muy fácil, muy relajado y muy positivo. Fue una excusa perfecta para decidir repartir las canciones entre la gente con la que ya habíamos trabajado.

Y que somos fans de Tony James, caray.

- Muy fans. No vamos a descubrir a Sigue Sigue Sputnik, pero es que todo el concepto que nosotros hemos tenido del rock mezclado con una base electrónica parte del 'Dancing with myself' [Canción de Generation X, banda punk previa a SSS] y ahí teníamos todos 15 años, empezando por Tony James. Ya habíamos escuchado música electrónica y nos gustaba la música disco, pero mezclar una guitarra con una base electrónica yo juraría que la primera vez es 'Dancing with myself'. Y eso forma totalmente la base de lo que nosotros entendemos por pop a día de hoy, que es música electrónica mezclada con rock.

Hace años tuviste problemas por no oponerte públicamente a las descargas [varias cadenas, ofendidas, retiraron sus discos de las tiendas]. Hoy el panorama ha cambiado totalmente. ¿Por qué le cuesta tanto a la industria vivir en el presente?

- A ver, es muy complicado porque yo creo -insisto, creo- que si el día que empezó emule se hubiera regulado no estaríamos donde estamos. Es como la burbuja inmobiliaria, no hacía falta ser un experto para viajar por España y ver grúas y más grúas e darse cuenta de que esto iba mal, que iba a pasar algo.

Dímelo a mí, que soy de Murcia.

- Pero no sólo ahí, en todas partes. Entre Madrid y Murcia, que a veces es la nada, también había grúas. Obviamente si no hay una retribución económica para el autor -de una novela, de una película o de una canción-, esto no se puede sostener. Pero creo que hace tiempo se debía haber previsto desde muchos frentes, y no sólo desde la industria, también desde los gobiernos. Ya lo dije en aquel momento, no era sólo una cuestión de bajar el precio de los cedés.

¿Internet ha facilitado que por fin haya más alternativas musicales en España o siguen siendo escasas?

- Las alternativas son todas y están ahí. Lo que no se puede confundir es que porque Internet sea un contenedor donde esté todo, la gente lo vaya a encontrar. Para encontrar hay que buscar. Cuando nosotros teníamos interés en encontrar algo también lo hacíamos sin Internet: había fanzines, había prensa musical extranjera, había amigos que viajaban... El que tiene interés lo encuentra y para el que tiene interés Internet es una maravilla. ¿Pero qué hacemos con el 99.9 que no tiene ningún interés? Se pasarán todo el rato con videojuegos o viendo al Madrid. Todo es posible si tienes interés, no si tienes Internet.

¿Ha pensado alguna vez que posiblemente sea la artista que más ha hecho bailar a los españoles?

- No lo sé, habría que preguntarle a Georgie Dann [se ríe a carcajadas, risa cálida no obstante, como todo el tono de la conversación].

Siempre ha estado en la vanguardia. ¿Sigue siendo válido aquello de “hay que ser absolutamente moderno”, que decía Arthur Rimbaud?

- Es válido desde el momento en que está planteado hace más de 100 años. No lo es si tienes que estar pensando en qué hacer. Tiene que ser algo más natural, y mira que a mí el término natural no me gusta especialmente, pero tiene que ser parte de lo que tú eres, de tus intereses. Eso hace que te guste lo que te gusta y que estés en el sitio en el que estás. Si a ti te ponen una foto de Ziggy Stardust y otra de Ricky Martin y te tiras a por la de Ziggy ya estás diciéndolo todo. Y eso es para toda la vida.


Quién: Fangoria.
Qué: 'El paso trascendental del vodevil a la astracanada'.
Cuándo: Jueves 17 de febrero de 2011, a las 21.30 horas.
Dónde: Auditorio Víctor Villegas (Av. Primero de Mayo, Murcia).
Cuánto: 25 euros.
Venta telefónica: 968 343080.


Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...