Zenet: "La creatividad sigue estando en la calle"

Jam Albarracín | 30.09.2011 - 13:44 | Entrevistas

ZenetY de repente sucedió. Años atrás había abandonado su Málaga para trasladarse a Madrid, había trabajado en 'El joven Picasso' con Juan Antonio Bardem, fue Canijo en la serie 'Padre Coraje', hizo un par de cameos cinematográficos y junto a su inseparable Jose Taboada registró un par de discos como Sur S.A. Pero el mundo siguió amaneciendo igual. Hasta que encontró los dedos para sus anillos: el sello El Volcán, dirigido por Javier Liñán, una de las personas que mejor sabe gestionar los recursos de los artistas en este país, y el buqué amaderado de viejos géneros como el tango, el bolero y el jazz.

Y, yo te digo tú le cuentas, Toni Zenet acabó convertido en la revelación de la música nacional. Reconocimientos, nominaciones y dos Premios de la Música más tarde -por sus dos discos, 'Los mares de China' (2009) y 'Todas las calles' (2010)-, Zenet actúa en Murcia.

Muy buenas. ¿Hablo con un actor metido a músico o con un cantante que interpreta?

- Ambas cosas. El conservatorio de Málaga era un lugar donde se unía todo: músicos, actores... Esas dos facetas siempre han ido paralelas desde que estudiaba arte dramático. Hasta que en un momento dado tocó la lotería en una de ellas, digamos.

¿Encuentra paralelismos entre cine y música?

- No son lenguajes diferentes. En los dos se interpreta y hay cosas muy similares. Rodar una película se parece bastante a grabar un disco, repites las tomas hasta que eliges la mejor; el teatro se parece bastante a un concierto, puesto que lo que ocurre cada noche es diferente. Se parecen muchísimo, los dos son mundos interpretativos.

¿Son sus canciones una invitación a vivir con intensidad?

- No sé si a vivir con intensidad, pero en todo caso sí que hablamos de la vida. Por eso creo que mucha gente se siente identificada con nuestra música. Las letras son de Javier Laguna, pero trabajamos siempre en trío, como la Santísima Trinidad [el tercer vértice es el guitarrista Jose Taboada]. Utilizamos el amor como excusa para hablar de la condición humana, porque nuestras canciones hablan también de la desidia, de la esperanza, de la soledad y de otros aspectos, no sólo del amor.

¿Qué diferencias, si las hubiera, aprecia su autor entre 'Los mares de China' y 'Todas las calles'?

- No hay muchas diferencias. 'Todas las calles' es una continuación del proceso de investigación iniciado en 'Los mares de China'. El primero era un poco más ecléctico, en el sentido en que cada canción venía de su padre y su madre, de momentos diferentes, había mucho tiempo de por medio en la composición entre una y otra canción. Fue una especie de compendio. En cambio, 'Todas las calles' fue algo más profesionalizado, trabajamos ya conscientes de que el producto iba a salir al mercado. Con el primero hubo que buscar una compañía, una editorial... El segundo fue más consciente, el primero más intuitivo. 

Su sonido es añejo, sin dejar de sonar actual. ¿La ortodoxia es aburrida?

- La ortodoxia puede ser aburrida cuando ejerce como un cinturón que te encorseta y  limita tu creatividad, pero no si la utilizas como punto de partida. A mí me gusta decir que lo que hacemos nosotros es reinterpretar los viejos géneros, hacemos una puesta al día de esos géneros de toda la vida. Cuando hacemos un bolero, una bossa nova o una ranchera nunca son exactos, los llevamos a nuestro terreno.

¿Es el jazz el marco, el lenguaje, que aporta coherencia a su sonido?

- Sí, efectivamente. El marco que aporta esa coherencia es el filtro que queremos poner nosotros y que tiene que ver con ciertas sonoridades y con la calidez del jazz. Jose (Taboada) y yo tenemos una gran suerte y es que nos gustan las mismas músicas.

Su relación con Taboada, y también con Laguna, es extensa. Al menos desde Sur S.A. No le gustan los cambios...

- No son necesarios. Primero porque somos buenos amigos, tenemos una misma idea, un objetivo común de lo que queremos hacer y hacia donde queremos ir.  Cuando éramos Sur S.A., Laguna ya hizo con nosotros un tema que se llamaba 'Infinito + 3', muy del estilo de 'Soñar contigo', que luego fue de algún modo el que nos dio el impulso definitivo. Tengo un buen equipo, trabajamos muy cómodos y me identifico con esa frase que dicen los ingleses: 'If it ain't broke, don't fix it' (si no está roto, no lo arregles).

¿Y por qué ahora sí? ¿Está más maduro, ha tenido más suerte?

- Creo que efectivamente ha habido un proceso de madurez muy claro. Ha habido una evolución y espero que haya aportado algo. Uno madura personalmente y de pronto empiezas a prestarle atención a otros sonidos y te apetece jugar con ellos. Eso sí, dándoles siempre tu sello personal: no soy un cantante de hotel.

Leo en las notas promocionales de 'Todas las calles': “Ensayar es de cobardes”. ¿A qué se refiere?

- Tengo el placer de poder trabajar con una banda de músicos impresionantes, de los mejores de este país. A mí no me gusta tenerlo todo terminado antes de llegar al estudio, sino que el estudio forme parte del proceso creativo, de tal manera que lo que hago cuando quedo con estos músicos es llevar una matriz, una columna vertebral del tema y a partir de ahí lo trabajamos dejando espacio a la aportacióin personal. Con esta idea y con músicos de este nivel es mejor no ensayar demasiado, dejar que fluya. A eso me refería.

Momento privado. ¿Cómo está de indignado Toni Zenet?

- Pues tanto como la mayoría de los ciudadanos. Hay tres pilares fundamentales en una sociedad democrática, que son sanidad, justicia y educación y ver como se tambalean resulta bastante indignante. Soy padre de un niño, además.
El futuro es incierto y el fin siempre está próximo, cantaba Jim Morrison en 'Roadhouse blues'. ¿Dónde intuye futuro más halagüeño, en la música o en el cine?

- [Se lo pregunto a título individual, pero lo generaliza] Tanto en la música como en el cine están ocurriendo cosas muy interesantes a nivel independiente. Hoy más que nunca, la imaginación al poder. Yo estoy muy contento de estar con una compañía independiente que trabaja con criterio y con sensatez. La creatividad sigue estando en la calle.
 

Quién: Zenet.
Cuándo: Sábado 1 de octubre de 2011, a las 21.30 horas.
Dónde: Auditorio Víctor Villegas, sala Miguel Ángel Clares (Av. Primero de Mayo, Murcia).
Cuánto: 18 euros.
Taquillas: 968 343080.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...