Vetusta Morla: "Miramos siempre a los ojos"

Jam Albarracín | 14.10.2011 - 14:25 | Entrevistas

Vetusta MorlaHan agotado las entradas de su concierto,pero en Cartagena obviamente no repetirán fecha como sí harán en Madrid, donde también se acabó el papel. Y es que Vetusta Morla se ha convertido en el grupo más relevante del panorama nacional de los últimos años. Lo han logrado, además, desde unos presupuestos absolutamente independientes y sin saltarse ni uno solo de los escalones que van desde el subsuelo de su local de ensayo hasta la cima del pop español.

 Ocho años e innumerables conciertos después de su primera demo, su autoeditado 'Un día en el mundo' (2008) se convirtió en uno de los discos de la década. Para su segundo, un 'Mapas' que fue estrenado en el SOS4.8 dos días antes de su publicación, han vuelto a optar por la autoproducción. Más allá de filias o fobias personales, el éxito de Vetusta Morla es algo bueno para la salud de nuestra música. Guillermo Galván, guitarrista y letrista de la banda, al habla.


Una curiosidad para empezar. Estrenaron 'Mapas' en el festival SOS4.8, en Murcia. ¿Qué recuerdo guarda de aquél concierto?

- Fue un concierto muy especial para nosotros, porque era la primera vez que tocábamos las canciones y además para tantísima gente. Era la puesta de largo del disco y el pistoletazo de salida de la gira y también una especie de prueba de fuego, porque la mayoría del repertorio no lo había escuchado nunca la gente. Fue especial, sí.

Después de casi una década grabando demos y del posterior boom de 'Un día en el mundo', han seguido optando por la autoedición. ¿Por qué?

- Bueno, la pregunta también podría ser: '¿por qué no'. Había funcionado con el disco anterior, nos sentíamos cómodos y de alguna manera pensamos que lo más difícil ya estaba hecho y que tocaba consolidar el trabajo. Lo que nos ofrecieron entendimos que no era mejor de lo que ya teníamos.

¿El éxito de Vetusta Morla es de algún modo la constatación de que los tiempos musicales están cambiando? ¿Cabría hablar de 'democratización' de la música?

- Es cierto que el consumo musical ha cambiado, que hay más alternativas, que existen otros modos de comunicación y no sólo una única forma de salir adelante como antes, pero cualquier grupo sigue teniendo los mismos problemas para vivir de esto. Tiene que seguir trabajando en locales insalubres a unos precios brutales, trabajando en condiciones muy malas y haciendo giras donde muchas veces no hay las mínimas condiciones. Internet ha abierto nuevos caminos pero no ha democratizado la música ni ha acabado con las desigualdades.

Vetusta Morla se niega a que sus canciones suenen en anuncios comerciales, lo que suele traducirse en una pasta en derechos de autor. ¿Por qué?

- Pues porque pensamos que las canciones que hacemos van ligadas a unos sentimientos y están unidas simplemente a la experiencia y a las emociones con que las reciba el público. Unir esa experiencia a una marca o a motivos comerciales nos parece que es desvirtuar la canción. Desde el principio nos hemos negado a hacer anuncios.

Pero este es un mundo comercial. No hay escapatoria.

- Estar al margen completamente de lo que es el mundo de las marcas es una tarea imposible, porque para empezar la mayoría de los festivales los patrocinan marcas y estás tocando y tienes una marca encima y el festival tiene el nombre de una cerveza. Tom Waits, un artista al que respeto y admiro, prohibe que haya cualquier tipo de publicidad en sus conciertos, pero viene a España cada 20 años y sus entradas valen 70 euros. Llegar a ese punto para nosotros es inviable, pero lo que sí que es viable es, en la medida en la que podamos, decidir cuando nos vinculamos y si la vinculación tiene que ver con el trabajo o es meramente especulativa, como en el caso de un spot. Es una decisión personal, no digo que sea la única o la correcta, pero es la nuestra.

¿Están afiliados a SGAE? ¿Qué opinión le merece su gestión?

- Sí estamos afiliados. Creo que la SGAE es una sociedad completamente anacrónica que tiene que cambiar de arriba a abajo. Ni siquiera es democrática, porque el sistema de votación concede más votos a los que más dinero ganan, con lo cual  eso al final se acaba traduciendo en lo que hemos visto. Creo sin embargo que una sociedad de gestión de derechos es necesaria.

¿Pero quizá no a cargo de una entidad privada?

- Exactamente. Desde mi puto de vista creo que debiera ser un departamento del Ministerio de Cultura, cuyo dinero no reclamado, que es el problema fundamental de SGAE, debería repercutir en cultura para todo el mundo, en la gente que está empezando, en escuelas, en locales de ensayo... En lugar de repercutir en sociedades secretas, en apuestras especulativas y en compras de palacios. Lo que ha ocurrido lo tendrá que valorar un juez, pero está claro que hay mucho que cambiar.

La dualidad amor-odio en torno a Vetusta Morla. El grupo español más amado de los últimos años, como prueban las cifras, pero también uno de los más vilipendiados. No será porque sois buenos, ricos y guapos, como Cristiano...

- [Se ríe] No, no compartimos muchas cosas con Cristiano Ronaldo, la verdad, y mira que la mayoría somos del Madrid, pero no es un personaje que nos seduzca demasiado. No sé, en España tenemos la tendencia de que cuando alguien saca la cabeza darle con el martillo para que la vuelva a meter y de paso desear que se le rompa el coche. Sabemos que forma parte del juego, intentamos verlo como un efecto colateral y no darle más importancia. No voy a pedir disculpas porque haya 5.000 personas cantando nuestras canciones. Si te fijas, las críticas suelen tener que ver más con eso que con nuestro trabajo.

Ya, pero es curioso que pase precisamente con un grupo con la trayectoria de Vetusta, que no ha surgido precisamente de un despacho.

- No, pero si eso lo tiene todo el mundo claro, que no somos un producto. Lo que pasa también es que en este país hay mucho fan de grupos que solo conocen ellos y sus amigos. A la gente le gusta tener tesoros ocultos y pertenecer a un club selecto y ese esnobismo obliga a renegar de algo cuando deja de ser minoritario.

¿Es posible seguir sintiendo emoción sobre un gran escenario?
- Sí, y además es necesario. En un escenario pequeño todo está mucho más a flor de piel, ves los gestos de la gente, escuchas la máquina de los hielos y sabes cómo va exactamente tu concierto en cada momento. En uno grande hay menos detalle y más potencia, el mensaje es más contundente, tienes que emitir de otra manera. Al principio nos costó, pero ya sabemos transmitir y comunicar con grandes aforos. El medio es diferente, pero la emoción sigue siendo la misma.

¿Realmente 'sin carbón no hay reyes magos', como escribe en 'Los días raros'?
- Sí, es algo fácil de decir pero difícil de asumir. La canción habla del presente, como un regalo envenenado que nos ha tocado vivir y que tiene un futuro bastante negro pero que al mismo tiempo tiene esos momentos bellos que hacen que merezca la pena.

Vetusta Morla, el grupo que lo logró desde abajo, los líderes de la generación post-radiofórmulas. ¿El vértigo, bien?

- Hmmm... Bueno, intentamos no pensar en eso. El vértigo te da cuando miras hacia abajo y nosotros intentamos mirar siempre a los ojos. Es la única manera de tener motivación, de no sentir miedo y de tampoco creernos lo que no somos.

 

* Vetusta Morla actúa el viernes 14 de octubre de 2011 en Cartagena. Sala La Matriz Creativa. 23 horas. Localidades agotadas.

 

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...