Tony MacAlpine: "Jeff Beck es un gran ejemplo"

Rafa Llorente | 16.03.2012 - 12:08 | Entrevistas

Tony MacAlpineLe llamaron 'guitar-hero', pero a él no le importó. Porque Tony MacAlpine es músico y punto. Lo de las etiquetas no va mucho con él. No es que las odie, simplemente le traen sin cuidado. Lo suyo es hacer música, y dejarse llevar por ella amparado por su innato talento. Lo suyo es pasión por lo que hace. El prodigioso guitarrista estadounidense actúa en Murcia.

“Siempre y cuando se diga con respeto y no de forma socarrona, yo no tengo ningún problema si me llaman guitar-hero. En realidad solo soy un músico que intenta dar de sí mismo lo máximo, y además divertirse. Que me llamen como quieran, pero con el respeto que merece mi trabajo”.

Comenzó ingresando en el Conservatorio de Música de Springfield para estudiar la carrera de piano. Con solo cinco años el pequeño Tony ya aporreaba acompasadamente las teclas del viejo órgano del salón de la casa de sus padres en Springfield (Massachusetts), interpretando piezas de Chopin o Beethoven. Aquello le llenaba, pero una aparición músico-espiritual con forma humana, y encarnada por figuras de la fusión jazz como Al Di Meola y Allan Holdsworth, le abrió aún más las orejas para picar su curiosidad, hasta agarrar la guitarra por primera vez a los doce años.
“Fue una decisión natural. De inmediato me di cuenta de que la guitarra tenía algo especial. Con ella podía dar rienda suelta a toda la improvisación que llevaba dentro, y que con el piano o el violín, en aquel momento, todavía no era capaz de desarrollar. Es un instrumento fascinante”.

Varios miles de carreras después, mástil arriba, mástil abajo, MacAlpine fue descubierto por el cazatalentos guitarrero Mike Varney para ser parte de su escudería, la cual contaba con nombres esenciales del hard & heavy de mitad de los ochenta, con Yngwie Malmsteen a la cabeza, pero secundado muy de cerca por Paul Gilbert, Richie Kotzen, Marty Friedman o Vinnie Moore, entre otros muchos. La carrera profesional de Tony MacAlpine estaba en marcha. 'Edge of insanity' abrió fuego y pirotecnia metálico-neo-clásica en 1986, era su primer disco, el cual está interpretando en su totalidad durante los conciertos de su presente gira. “Fue una época fundamental. Ahora mismo no estaría haciendo lo que hago si yo no hubiese sido parte de esa escena. Resultó muy importante encontrar una manera de presentarme al mundo. Hoy en día mucha gente todavía me recuerda por aquellos discos. Pero las cosas han cambiado, yo he seguido grabando álbumes y mi carrera ha continuado mas allá de una moda concreta”.

Efectivamente aquella era otra época: la era dorada del virtuosismo guitarrero, la acuñación de ese termino, 'guitar-hero', demasiadas veces depauperado, pero también el primer eslabón de una trayectoria que llega hasta nuestros días, cimentada no solo en esa pericia técnica imprescindible en un músico de su escuela, sino también en el arsenal de recursos que respalda a MacAlpine, que le avalan en estos más de 25 años de carrera, y aún más, le han permitido sobrevivir con facilidad gracias a sus escarceos más allá del metal, y más acá de estilos que de igual forma le colman, como esos exquisitos discos de fusión jazzera con CAB o en menor medida Devil's Slingshot.

Por el camino episodios irremisibles de metal: neoclásico en el caso de Ring Of Fire y progresivo con Planet-X, además de hacer las veces de eficaz y desacomplejado teclista al servicio de Steve Vai o la reunión de super-guitarristas reunidos en torno al epígrafe G-3. Casi siempre música exclusivamente instrumental, casi siempre el éxito comercial no importa. “He tenido la oportunidad de tocar con un gran número de increíbles músicos. Eso me llena de satisfacción. Necesitas ser versátil, capaz de abordar muchos géneros, y lo que es aún mas importante: ser hábil para trabajar con otros músicos de otros estilos al mismo nivel que ellos están acostumbrados. No puedes quedarte atrás. En el caso de CAB, su bajista Bunny Brunel, ha estado grabando y girando con Chick Corea, y su batería Dennis Chambers con Carlos Santana. Eso significa mucha sabiduría musical. Tienes que ser respetuoso y adaptarte a tu nuevo papel, haciendo lo que se requiere que hagas. No se trata de hacer solos todo el tiempo, sino de tu capacidad para adaptarte a unas reglas musicales y humanas. Eso es también un reto”.

'Tony MacAlpine', su primer trabajo homónimo, el undécimo de su  carrera en solitario, fue editado el año pasado y vuelve a ser un dechado de control y dinamismo. Tras diez años de parón discográfico, MacAlpine sintió de nuevo la llamada natural de la plasmación física de sus ideas. No se trata de publicar álbumes rutinariamente, sino de hacerlo cuando de verdad hay algo nuevo que ofrecer. “Siempre he tenido muy presente la forma en que Jeff Beck ha llevado su carrera. Es todo un ejemplo. El graba discos solo si entiende que tiene algo creativo que decir. Escoge minuciosamente sus apariciones en directo. Tiene muy presente la importancia de no estar sobreexpuesto. Yo grabo discos únicamente cuando pienso que son  importantes para mí en ese preciso momento. Nunca lo he hecho porque sí. Espero que haya gente ahí fuera que lo haya apreciado. No me gustaría cansar a nadie”.

Ahora toca salir de nuevo a la carretera y subirse a esos escenarios en los que Tony se muestra más convincente que en ningún otro sitio. La gira 'Dream Mechanism Tour – 2012', la cual recalará en seis ciudades españolas, llegará a Murcia el próximo viernes.  Tony MacAlpine estará acompañado por el batería de Angra, Aquiles Priester; Bjorn Englen en el bajo y la joven israelita de 23 años Nili Brosh como segunda guitarrista.

 

Tony MacAlpine actúa el viernes 16 de marzo de 2012 en Murcia. Sala Stereo. 22.30 horas. 20 / 24 euros. Completan: Daniel Pique y Agent Cooper.

 

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...