Sôber: "Sabíamos que estábamos haciendo algo diferente"

Jam Albarracín | 30.03.2012 - 09:47 | Entrevistas

SôberNo es su último disco ('Superbia', 2011), tampoco el de mayor éxito comercial ('Paradysso', 2002), ni siquiera el que les valió para dar el salto a una gran compañía ('Synthesis', 2001), pero todo el mundo sabe que 'el disco' de Sôber es 'Morfología' (1999). Por eso cuando se anunció que la banda madrileña formada por los hermanos Jorge (guitarra) y Carlos Escobedo (voz, bajo) y el guitarrista Antonio Bernardini -mi interlocutor en la presente entrevista- recrearían al completo aquél álbum en una serie de conciertos, la pólvora corrió y el grupo tuvo que ampliar las fechas inicialmente previstas.

 Tanto Sôber como 'Morfología' son los referentes más claros de aquello que se denominó nu-metal. Veteranos y jovenzuelos con perilla lo celebrarán mañana en Cartagena.

Es una pregunta obligada. ¿Por qué esta 'Morfologira', cuándo la deciden?

- Llevábamos con la idea rondando desde hace ya año y medio. Pronto se cumplirán 15 años de su grabación, está a punto si no lo ha hecho ya de alcanzar el disco de oro y también fue un poco el disco que nos sacó del circuito de bandas underground. Queríamos hacerle un homenaje y hacérnoslo también a nosotros mismos, tocando temas que hacía mucho que no tocábamos.

Solo llevan tres fechas pero, ¿cómo está recibiendo el público más joven aquellas canciones? ¿Es un show más para ellos o un reencuentro de compañeros de generación?

- Hacer una valoración es un poco atrevido porque, como dices, solo llevamos tres conciertos, pero de momento está yendo muy bien. Son conciertos largos porque hacemos el disco entero, más algunas canciones anteriores y un mix de éxitos posteriores, con lo que nos vamos a algo más de dos horas. Es un show muy especial. Los fans más jóvenes pueden descubrir canciones que no habían oído más que en disco. Y volverlas a tocar ahora en directo, con 13 o 14 años más de experiencia, la verdad es que para nosotros es un placer.

Visto desde la distancia, ¿qué cree que tenía aquél disco, que no fue el pñico comercial de su carrera, para marcar un hito en el metal español?

- Viéndolo con un poco de perspectiva, hacer un disco con bases muy contundentes, con ritmos muy cortantes, muy sincopados, y luego meter las voces bastante melódicas, con letras un poco más etéreas y no tan reivindicativas como se hacía en ese momentos, fue una apuesta arriesgada. Al principio nos llovieron muchas críticas, no sabían donde encasillarnos, nos comparaban con grupos como Tool o Pearl Jam, quizá por la voz melodiosa. Pero siempre hemos sido un grupo tenaz y creo que hemos llegado a lograr un 'Sonido Sôber', cuya influencia se puede apreciar en algunas bandas noveles.

¿Tenían en ese momento la sensación de estar grabando un disco importante

- Todo el mundo cuando crea algo, y aún más cuando eres joven, tiene la sensación de estar haciendo algo especial. En aquel momento lo dábamos por hecho pero era más una cuestión de ilusión. Sabíamos que era algo diferente porque tampoco nos estábamos fijando en los compañeros de la época, como Hamlet o Lagartija Nick, que salían a la vez que nosotros e incluso en los mismos sellos. Bueno, ahora hay miles de bandas en esa onda, pero entonces éramos unos poquitos, eso te hace sentirte diferente.

¿Fue necesaria la parada tras 'Reddo' y el hecho de embarcarse en otros proyectos, como Skizoo y Savia, para luego poder retomar Sôber sin lastres ni rémoras?

- Creo que sí. Hubo quien pensó que parábamos demasiado pronto y en lo más álgido de nuestra carrera, pero eran ya 10 años de máxima actividad y con un volumen de trabajo muy alto, lo que fue generando un desgaste inevitable. Llegó un momento en que alguien decidió parar, no todos lo vimos tan claro, pero mirándolo ahora creo que fue un acierto. Porque además salieron dos proyectos muy buenos, sacamos tres discos cada uno, hicimos giras, nos permitió trabajar con otros músicos y adquirir más experiencias que nos han venido muy bien para que la vuelta fuese más fructífera.

¿Qué tal Monsterguitars, sigue llevando la tienda de instrumentos?

- No, no, la tuve que cerrar. Con la vuelta de Sôber, la crisis... Y el mercado alemán, que es el que está copando todo el tema de los instrumentos en Europa. No se puede competir contra un gigante de tal calibre, que es quien marca los precios en Europa y a los distribuidores. Es como tener un pequeño comercio de electrodomésticos al lado de Mediamarkt. Pero lo recuerdo con cariño, fue un proyecto muy bueno que también me permitió conocer más aspectos del mundo de la música.

No descubro nada si digo que la conquista del espacio exterior siempre ha sido un objetivo para Sôber.

- Es una idea que siempre nos ha atraido. Hemos estado dos veces en México, también en otros países... No como quisiéramos, porque a la crisis económica hay que sumarle la discográfica y es complicado el hecho de moverse y editar discos, pero bueno, este año iremos a Venezuela, a Chile, volveremos a México... Y seguramente hagamos algo en Europa, que aún no puedo confirmar, pero que de concretarse será muy importante.

Una última pregunta a título personal, si me permite. ¿Secundó ayer la huelga general?

- Sí, no solo yo, Sôber secundó la huelga. Siempre hemos sido un grupo con conciencia social. La actual es una situación muy complicada y la gente tiene que luchar por lo que cree. Nunca se ha conseguido nada de otra forma.

Sôber lleva el viernes 30 de abril de 2012 su 'Morfologira' a Cartagena. Sala La Matriz Creativa. 20 euros. Horarios: 22.30 -  Veinte Segundos / 23.25 – Darknoise / 00.30 – Sôber.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...