Wim Mertens: "La espontaneidad del pop es muy interesante"

Jam Albarracín | 23.05.2012 - 10:59 | Entrevistas

Wim MertensTreinta años de carrera y más de 70 álbumes publicados sazonan la ejemplar trayectoria de Wim Mertens, el compositor, pianista, cantante, guitarrista y musicólogo belga  (Neerpelt, 1953), adscrito en sus inicios al minimalismo europeo aunque su versatilidad formal aconseje prescindir de etiquetado alguno, quien insiste en alejarse del calificativo de prolífico (“prolífico era Mozart, yo ni siquiera llego a las cien obras”) y cuya actuación mañana en formato trío -completado por Gudrun Vercampt al violín y Lode Vercampt al cello- en el Teatro Circo Murcia cerrará el ciclo 'Conciertos por la tolerancia' del festival Murcia Tres Culturas.

Muy reconocido en toda Europa pero singularmente en España, donde obtuvo sus mayores logros en los ochenta y con cuyo público afirma tener una relación especial, su última entrega discográfica es el doble 'Series of ands / Immediate givens' (2011), donde muestra una interesante dualidad entre lo racional y lo instintivo. ¿Neoclásico, postminimalista, contemporáneo? Simplemente Wim Mertens.

Su último trabajo de estudio es 'Series of ands / Immediate givens', dos modelos aparentemente opuestos. ¿Es la contradicción un signo de nuestro tiempo?

- Yo prefiero hablar de complementariedad, en lugar de contradicción. 'Series of ands' es la parte del cálculo, la parte matemática. 'Immediate givens' es la parte del fluído, la parte femenina quizás, la de la voz… Como compositor tienes que basarte en esta complementariedad, por una razón muy simple: si te basas únicamente en la parte matemática de la composición, sentirás que estás perdido, sin rumbo. Y si te basas únicamente en la parte libre, en la improvisación, también tendrás problemas. Es muy importante tener una referencia sistemática, pero también poder escapar de las convenciones matemáticas. Y únicamente en el último momento, en el momento de la actuación en directo, es cuando esta complementariedad alcanza su máximo exponente, porque contamos con el elemento añadido del azar.

Dada su condición de compositor incansable, imagino que ya andará con nuevas ideas. ¿Qué pasa ahora por su cabeza? ¿Hay alguna sensibilidad o emoción predominante?

- En estos momentos estoy pensando en el proyecto que acabo de realizar para la ciudad de Guimarâes, capital europea de la cultura 2012. Es un encargo de una composición original para Orquesta Sinfónica, que se ha titulado “When tool met wood” (Cuando herramienta conoció a madera). Esta obra ha sido interpretada durante todo un año por músicos jovencísimos, de entre 16 y 19 años, de 20 nacionalidades distintas, lo cual es algo excepcional. La obra dura unos 65-70 minutos.

Un acontecimiento en el que se conjugan la coincidencia y la oportunidad, por tanto.

- Así es. En la nueva situación económica en la que se encuentra sumida Europa, nos encontramos perdidos, es algo que no estaba previsto ni calculado y estamos hablando de una coincidencia de manera negativa. Yo intento llevar a la música la coincidencia, el valor de lo imprevisto, de una manera positiva. No siempre podemos tener todo calculado. Debemos dejar un espacio a la oportunidad, al azar. El compositor debe además reflejar la atmósfera de los acontecimientos que están teniendo lugar en el mundo, en la sociedad en la que vive.

Su relación con España es extensa y fructífera. ¿El público puede llegar a influir de algún modo en un compositor a la hora de plantearse una nueva obra? Me refiero al componente de comunicación de la música.

- Absolutamente. El público ejerce un papel crucial. En los años 80, en la época en la que compuse 'Maximizing the audience', uno de mis principales objetivos era encontrar y conectar con la gente. Después de esa época me di cuenta de que España me brindaba, más que otros países, la oportunidad de encontrarme con la gente. Mi relación con España siempre ha sido muy fructífera y eso afecta, de manera compositiva, tanto a los discos, como a las actuaciones. No lo dude.

En alguna ocasión llegó a decir que el público español está más abierto a lo novedoso que el de otros países europeos. ¿A qué se refiere? ¿Sigue pensando igual?

- Supongo que dije eso pensando en la gran influencia que la vanguardia clásica estaba ejerciendo en España en los 70 y en los 80. Otra música como la de Stockhausen no tuvo el mismo impacto. Pienso que en España, Italia o Portugal no había tanta presión en ese moment, y eso ofreció una apertura natural para diferentes estilos de música. Yo nunca he sido categórico, veo imprescindible el poder moverme de un estilo al otro.

"El pop tiene un espíritu de espontaneidad muy atractivo"

Sus composiciones parten de cánones clásicos pero finalmente suenan contemporáneas. ¿Es demasiado intrascendente la música popular actual? ¿Es demasiado estática la música clásica hoy?

- Es una cuestión interesante. Por un lado, cuando hablamos de música pop estamos refiriéndonos a un estilo surgido en los años 50, es algo más o menos reciente. Este estilo tiene una tendencia a ser muy conservador. Y en cuanto a las nuevas formaciones que surgen, corren el peligro de caer en lo trivial. Por otro lado, es muy interesante que aproximadamente cada cinco años surjan nuevas voces de jóvenes artistas que conectan especialmente bien con la generación que les rodea. En este aspecto, es mucho más creativo que la música clásica, en donde la técnica es siempre la misma. La música pop tiene un espíritu de espontaneidad muy atractivo.

Ha escrito scores cinematográficos, recientemente ha musicado desfiles de Dior... ¿Resulta interesante trabajar para conceptos ya existentes? ¿Es finalmente satisfactorio?

- Sí, es satisfactorio. Por un lado, cuando alguien te ofrece un trabajo predeterminado, tienes la opción de aceptarlo o de rechazarlo. Tenemos libertad de decisión. Pero musicalmente es interesante el hecho de que un encargo te da la oportunidad de trabajar con otras disciplinas distintas a la estrictamente musical. En toda mi carrera musical, he realizado unas 20 producciones por encargo en 30 años, por lo que he tratado de ser muy selectivo, pero reconozco que me interesa por las nuevas dimensiones que ofrece.

Viene a Murcia para actuar dentro de un festival dedicado a la integración de diferentes culturas. ¿Hasta qué punto valora el concepto de identidad cultural? ¿Qué opina de la globalización?

- Culturalmente, la concepción de Europa parece nueva, pero en realidad siempre ha existido. Pero si haces la conexión con la música, para mí la globalización significa la tendencia a entrar en un mundo sin especificidades, sin características diferenciadoras. Para realizar un equilibrio, se tiende a lo regional, que es tan importante como lo global.
Ahora, con la crisis que azota a Europa, estamos aprendiendo a vivir con las dos fases: lo regional y lo global se mezclan. Si lo trasladamos a lo musical, estamos viviendo cada vez más en un mundo más allá de los géneros. Yo no he escogido componer para un género u otro en concreto, sino que me interesa la ruptura, inventar nuevas formas musicales y adaptarme a las circunstancias que me rodean.

¿Recuerda aquella etiqueta de la 'new age'? ¡Cabía desde un grupo de folk celta hasta artistas como usted, Michael Nyman o incluso Philip Glass! ¿Qué opina de todo aquello desde la distancia que otorga el tiempo?

- En los años 80 y 90, la composición iba por delante de las categorías. Era interesante, porque surgió una gran diversidad de etiquetas: folk, new age, contemporánea… Pero pienso que simplemente era una operación de marketing, de comunicación, para intentar explicar al mundo la diversidad de lo que estaba pasando. Hoy en día no le doy importancia. Como decía, me interesa mucho este movimiento actual que podríamos denominar 'Beyond the Genres' (Más allá de los géneros).

Miro en Youtube y veo muchas composiciones suyas en versiones de lo más sorprendente. ¿Es consciente de esto, qué opinión le merece?

- Sí, soy consciente. Por un lado me gusta mucho que haya diferentes versiones. La música que está grabada en un disco de estudio es una simulación de la composición. En cuanto al directo, y en mi caso concreto, yo nunca he pensado en una única versión de la partitura. Por ello actúo solo, en dúo, trío, quinteto u con orquesta sinfónica. Me gusta componer con una partitura flexible, realizar rupturas, tener sorpresas que descubrir.

Pero esto, ¿no puede llegar a generar una cierta confusión? 

- Claro, con las diferentes versiones de Youtube en ocasiones nos vamos al otro extremo. Es interesante cómo gente joven realiza sus propias interpretaciones, algunas de ellas fantásticas. Es un halago para el compositor que la gente escuche e interprete tu música. Pero por otra parte, como bien apunta, se crea una gran confusión por la enorme cantidad de información que se genera. A veces una persona puede llegar antes a la versión que a la composición original y pienso que es importante conocer la evolución de las cosas.

 

Wim Mertens cierra el ciclo 'Conciertos por la tolerancia' del festival Murcia Tres Culturas. Miércoles 23 de mayo de 2012. Teatro Circo Murcia. 21.30 horas. 15 euros.

 

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...