Lapido: "Creo en el poder curativo de la música"

Jam Albarracín | 25.05.2012 - 17:00 | Entrevistas

LapidoJosé Ignacio Lapido vuelve a Murcia y en esta ocasión lo hace dentro de su 'Gira de Teatros', en formato electroacústico y con un repertorio en el que saca del cajón algunas de sus viejas canciones. Pero como somos más chulos que un ocho, aquí lo acogemos en la sala en la que suele presentar sus discos, el Club 12 & Medio. No pienso volver a decir que es el mejor letrista de este país, porque ya lo ha dicho hasta Miguel Ríos. Le doy un toque.


¿Cómo está yendo la gira?

-  El de Murcia será el octavo concierto de la gira. Para nosotros es una experiencia nueva, en la que recuperamos canciones poco habituales y con arreglos adaptados al formato electroacústico. La gente lo está recibiendo bien, está resultando muy satisfactorio. La idea era hacer algo distinto, cambiar de repertorio, de formato de banda y de escenario. Excepto en Murcia, pero la música es lo suficientemente poderosa como para sobreponerse a esto.

Recuperas algunos viejos temas apenas expuestos, como 'Pájaros'.

- Es una canción de mi primer álbum en solitario que ni siquiera en su momento entró en el repertorio de directo. También 'Carrusel abandonado' se ha interpretado por primera vez en esta gira. Con este repertorio abundamos en canciones más tranquilas, el ritmo del concierto es más pausado en general. Pero tiene otras cualidades y una mayor expresividad.

Y a nivel personal, ¿cómo te estás sintiendo?

- De las sensaciones personales destacaría un componente: el silencio. Algo que no suele ser habitual en los conciertos en salas, que aumenta la concentración del músico y que, no lo olvidemos, juega un papel importante en la propia música, hecha al fin de sonidos y silencios.

Eres un buen observador de la realidad, como prueban tus columnas de prensa, ¿qué está pasando en Europa, José Ignacio, que ya hasta en fútbol triunfan las propuestas amarrateguis como la del Chelsea?

- [Se ríe]  Bueno, me imagino que es el resultado de la globalización de las ideas. La política de estrecheces parece que ha influido también a los entrenadores. Pero lo que está pasando está muy claro: Alemania, con su comandante Merkel al frente, quiere hundir al resto de Europa.

¡Caray con la Unión Europea!

- Eso no quiere decir que el resto de países sean inocentes, ha habido políticas nefastas que están teniendo sus consecuencias. Ahora se ha juntado el hambre con las ganas de comer: la crisis está siendo una buena excusa para aniquilar derechos sociales adquiridos durante muchos años. A España le interesa mucho más la política de crecimiento que van a impulsar Hollande y Obama.

Pues el presidente Rajoy no parece por la labor de desobedecer a Alemania.

- Bueno, Mariano... Sale en las fotos con su cara de esfinge, pero nunca dice nada. Mariano sí que es un crack jugando con los silencios.

El ministro Wert parece más locuaz. Justo un minuto después de no bajarse el sueldo propuso que se lo bajen ustedes, los músicos. Que así a lo mejor se acaban las descargas.

- Sí. Se lo comenté a los músicos de la banda, que le hicieran caso al ministro y se bajaran el sueldo, pero parece que no les hizo mucha gracia. Hay que tener poca vergüenza. Lo peor es que no solo es ministro de cultura, sino también de educación, con lo cual el asunto adquiere ya tintes dramáticos. La importancia de la cultura puede ser discutible pero en la educación está el futuro de un país. Wert desconoce absolutamente la realidad de la música y por tanto está totalmente desacreditado.

“Recupero la cordura, después de perder la fe / mi único consuelo: ¡Bendita sea la escala de Re!” ('Algo falla'). ¿Es suficiente la música, el arte, para salvarnos?

- La música, y en general el arte, son un un buen antídoto contra el veneno de la sociedad. Creo firmemente en su poder curativo. Que sirva para cambiar el mundo, la estructura política, ya es más complicado, ese fue un sueño de los años 60. Pero a nivel interior, a mucha gente nos ha servido como tabla de salvación.

Los Planetas, antes Lagartija Nick con Morente, Los Evangelistas... Parece que a los músicos de rock granadinos antes o después se les aparece la virgen del flamenco. ¿A Lapido también le ocurrirá?

- Ehm, me temo que mi vena flamenca está como el catalán de Aznar, en la intimidad [ríe]. Me gusta el flamenco, no soy un apasionado, pero me gusta sobre todo la guitarra flamenca. Creo que para fusionar dos tipos de música distintos hay que dominar los dos igual de bien o acabarás haciendo un pastiche. Respeto lo que hacen mis compañeros pero yo no me siento capacitado para hacerlo. Cuando empezaba a tocar influido por el punk-rock, lo que estaba de moda aquí era el rock andaluz. Nosotros fuimos los encargados de destruir eso. No, no me veo haciendo algo con raíces flamencas.

Hay una artista murciana, Redi Pérez, que montó una exposición con obras inspiradas en tus canciones. ¿Qué opinión te merece algo así?

- Conozco a Redi, tengo un cuadro suyo colgado en casa que tuvo la amabilidad de regalarme cuando hizo la exposición. Contactó conmigo hace unos años, me pidió permiso y le dije que por supuesto. Me parece estupendo como idea, pero también como realización: los cuadros son muy buenos. Qué puedo decir, me parece genial que mis canciones puedan servir de inspiración para otros artistas.

Si las cuentas no me fallan y sigues fiel a tu regularidad, debes de andar a vueltas ya con el próximo álbum.
- No te fallan. El calendario es este: el 2 de junio termino la gira en Almería y a partir de ahí tengo un mes y medio para preparar con la banda el nuevo disco. Ya tengo fecha en el estudio para finales de julio. Grabaremos en La Alpujarra, en el nuevo estudio de Producciones Peligrosas. Pero vaya, quedan dos meses y todo es susceptible de cambiar. Este mes de ensayo previo será definitivo para tomar algunas decisiones. Las canciones están aún sin montar, no me gusta darles muchas vueltas para que no pierdan su esencia.

Decía antes que eres un atento observador de la realidad. ¿Eso es bueno o masoquista?

- Siempre he tenido una rara habilidad para ver la parte oculta de las cosas. El otro día me preguntaban si la canción 'Algo falla' había sido una premonición de la crisis y contesté que no, que ya llevaba muchos años furioso con el mundo, que en 1999 ya hablaba de colas del paro. Habría que haberse indignado cuando las cosas iban bien. El sistema llevaba fallando ya muchos años, lo que pasa es que nos daban el soma [nota: la droga de 'Un mundo feliz', la novela de Aldous Huxley] y nos conformábamos. Creo que la indignación debía haber llegado bastante antes, pero bienvenida sea.

 

 

Lapido actúa el sábado 26 de mayo de 2012 en Murcia. Club 12 & Medio. 23 horas. Precio: 15 / 20 euros.

 

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...