Niños Mutantes: "El ruido de este disco está en las emociones"

Jam Albarracín | 25.05.2012 - 17:16 | Entrevistas

Niños Mutantes“Caerán todos los bancos, caerán / y el dinero será un mal recuerdo / Arderán los ladrones, arderán / y sus cenizas se irán con el viento / Vosotros no sois más que reptiles / sanguijuelas, alimañas / piratas del aire, malnacidos / devolvednos la luz a los ciegos / y todo será mucho mejor que ayer”. Tan contundentes versos no están gritados por una banda de hardcore enojado, ni siquiera se sostienen sobre irascibles riffs de heavy o punk. Quien los canta es Niños Mutantes, el veterano grupo indie granadino y se mecen sobre una bonita melodía pop.

Pertenecen a su nuevo álbum, 'Náufragos' (2012), y sin haber sido extraido como single ni tener videoclip, 'Caerán los bancos' se está convirtiendo en una especie de himno generacional del cada vez más generalizado malestar anticapitalista.

El de Niños Mutantes es un caso singular. No porque hayan atravesado la barrera de los 15 años como banda sino porque, a diferencia de la mayoría de compañeros de hornada, cada vez son mejores. No es la típica frase de periodista con poco tiempo, los conozco desde su primer EP de 1998 y mi afirmación está basada en la escucha atenta.

En algún algún recodo del camino, en algún momento entre el escenario, la carretera, el estudio y el local de ensayo la banda granadina encontró la varita de la tranquilidad, ésa que una vez tocada permite centrarse exclusivamente en las canciones, en hacer exactamente lo que quieres y como quieres, sin esperar nada más. Y vaya si está funcionando: sus conciertos nunca aglutinaron a tanto público. Mañana sábado su 'gira sostenible' hace escala en Murcia.

'Náufragos' me parece otro paso adelante en la carrera de Niños Mutantes, y van... Tengo la sensación de que habéis alcanzado un punto en el que ya nada os podrá salir mal.¿Cuál es el secreto, la fórmula?

- Se agradece, pero nunca nos hemos puesto a analizar fórmulas. El secreto es que seguimos siendo un grupo de amigos que disfruta haciendo lo que más les gusta, sin más cortapisas. Nunca nos hemos impuesto más metas que el hacer lo que nos dé la gana y por ahora va funcionando. Tampoco hemos tenido prisa por llegar a ningún lado, lo nuestro es una carrera de fondo. Y aquí estamos.

Un disco de alto poder melódico, pero contundente en sonido y temáticas. Y un disco que, además, refleja de algún modo el tiempo que vivimos. ¿Un artista debe implicarse socialmente?

- Hoy en día es difícil vivir de espaldas a todo lo que está ocurriendo, y en el caso de los artistas, creo que es necesario mojarse y hablar de lo que pasa. Cuando hayan conseguido quitarnos todo, solo nos quedará la voz. Es nuestro instrumento y debemos utilizarlo. No hace falta ser artista: o nos implicamos todos o acabarán arrollándonos.

¿A qué apela el título de 'Náufragos'? ¿Cuál es el naufragio del que debemos salvarnos?

- Solo hace falta mirar alrededor, sentarse un día frente al telediario o abrir un periódico por cualquier página. La sensación general es que todo se hunde, vivimos en un naufragio continuo. En este disco hablamos de naufragios colectivos, de naufragios sociales y también de naufragios personales. Pero estamos hartos de lamernos las heridas y cortarnos las venas, nos apetecía aportar luz y para esto no hay nada mejor que la música.

Por eso escribís desde el prisma del náufrago...

- Efectivamente, por eso y porque es nuestro pequeño gran héroe, el que sobrevive al temporal agarrado a un tablón, el que acaba llegando a la orilla y aprende a empezar de cero. Cada canción pretende ser una receta contra alguno de esos naufragios.

'El miedo' es una de las mejores canciones de 'Náufragos' y también de las de temática más contundente. ¿Tan dañino es el miedo?

- Muchas cosas dan miedo y, hoy en día, también muchas personas. Es un arma de doble filo y muchos lo utilizan para hacer con nosotros lo que quieran. Hay quien se está encargando de propagar el miedo como si se tratara de un virus. Te paraliza, congela tu sonrisa… Puede llegar a ser fatídico, pero tenemos que aprender a combatirlo.

¿Qué le da miedo a Niños Mutantes?

- Nos da miedo, por ejemplo, que un gobierno sea capaz de recortar en sanidad y educación mientras suelta un pastizal a las ratas de la banca privada. Pero lo que da más miedo es que lo hagan en nuestras narices y no seamos capaces de hacer nada, de reaccionar.

'Caerán los bancos'. Creo que es la letra más dura contra el capitalismo que he oído nunca, en contraste con ese final esperanzado: “música, ayúdanos siempre”. Se está convirtiendo en todo un himno.

- Es tan solo nuestro deseo, pero cada vez nos damos cuenta de que es el de más personas, que la cantan en cada concierto como si tuvieran enfrente al director de la sucursal de al lado de su casa, el mismo que les negó el préstamo, el mismo que se va a quedar con su casa, el mismo que te cobra una comisión cada vez que vas a sacar tu propio dinero... Nos parece increíble que los culpables de todo esto salgan de rositas, que se rían en nuestra cara y que encima sigamos manteniéndolos con el dinero de todos. Pero por encima de esto, siempre nos quedará la música.

Un álbum en el que se aprecia evolución, algún hallazgo sonoro, pero en el que apenas hay ruido. O digamos que el ruido está en las emociones, pero no tanto en el sonido.

- Los hallazgos sonoros de este disco han sido las percusiones. Nos hemos dado cuenta del poder que tiene una simple pandereta o unos cascabeles para colorear una canción. Las emociones de este disco son ruidosas, los textos están llenos de rabia y algunos son especialmente hirientes. Pero la música es la más luminosa que hayamos hecho jamás.

 

Niños Mutantes presenta 'Náufragos' en Murcia. Sábado 26 de mayo de 2012. Sala B. 23 horas. 13 / 15 euros.

 

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...