Jorge Drexler: "Lo que no enriquece, mata"

Jam Albarracín | 13.10.2012 - 11:43 | Entrevistas

 

Jorge DrexlerSi tuviera la oportunidad de vivir una de aquellas idealizadas tertulias que narraban las crónicas en el Café Gijón, elegiría como contertulios a Simon Reynolds, a Jorge Drexler y, aprovechando el comodín de la llamada (al más allá), a Haro-Tecglen. Charlar con el uruguayo, quien cierra en Murcia su gira 'Mundo abisal', es siempre un placer, por más que en esta ocasión la conversación teléfonica esté distorsionada por la prisa y la mala cobertura. Da igual, el probablemente mejor cantante y autor de canción-con-sensibilidad en castellano de su generación es tan crack, que uno duda si lo prefiere hablando o entonando.

Hablábamos ayer sobre el desarraigo, aquello de no sentirse de un solo lugar. ¿Es ningún sitio el mejor sitio?

- No, yo creo que es justo al revés: todo sitio es el mejor sitio. Mi desarraigo consiste en sentirse en casa en muchos lugares. Yo no trabajo el desarraigo por sustracción sino por adición. No quiere decir que cada vez que conozca un sitio pierda los anteriores, los incorporo. Lo que tengo es la enorme fortuna de sentirme en casa en muchos lados, cada vez más.

Desarraigo inverso, entonces, si me permite.

- Está bien, me gusta esa definición. Yo lo que he ido perdiendo con el paso de los años es la identificación excluyente con algún grupo humano. Me he ido de a poquito soltando de las pertenencias excluyentes. No siento la necesidad de defender ninguno de los ingredientes que componen mi identidad, ni como uruguayo, ni como guitarrista, ni como hombre, ni como hispanoparlante. La identidad que más me interesa es la que no necesita ser defendida, que es la identidad real. 

Pero ahora reside de manera más constante en Madrid. ¿Cómo está viviendo las protestas del pueblo contra los políticos? ¿Le parecen lógicas o en todo caso útiles?

- Sí, me parecen lógicas y me parecen útiles. Creo que uno de los aspectos más saludables de la democracia, y puedo hablar de ello porque me crié en dictadura gran parte de mi vida, es el derecho a participar en el ejercicio de la discrepancia, en el derecho a manifestarse de manera pacífica contra aquello que se considera injusto. Estoy muy de acuerdo con este tipo de manifestaciones pacíficas que, además, suponen un ejercicio de tolerancia muy saludable.

Nada podrá acabar con la creatividad, pero mire que al poder le gusta ponerle obstáculos.

- Sí. Pero no crea, eh, la creatividad no es tan fuerte como la gente piensa. Una serie de medidas irresponsables, como pueda ser triplicar el IVA de los espectáculos artísticos, no acabará con la creatividad a largo plazo pero puede dañar fuertemente la creatividad de una o dos generaciones y todo su tejido empresarial. En este momento, quienes se dedican a la música o al cine en España están pasándolo mal y le diré más: no conozco a nadie dentro del mundo de la música o el cine que no ande pensando en marcharse del país. España se enfenta a la posibilidad cierta de tener una emigración masiva de gente muy preparada y valiosa.

Manda la economía pero, ¿es necesario esto? Y sobre todo, ¿es eficaz? No soy experto pero juraría que...

- Yo tampoco lo soy, pero la experiencia dice que cuando se han tratado de tomar este tipo de medidas el consumo ha bajado y con él la recaudación, así que parecen medidas poco sensatas o inteligentes. No sé, yo creo que ahí hay algo de castigo, España es un país muy polarizado. Soy un firme defensor de la democracia que cree en la alternancia en el poder, pero tengo la sensación de que este gobierno actual, o tiene un concepto de la cultura muy secundario, o tiene una deuda que cobrarse con el sector cultural. 

Está bien: música, ayúdanos siempre. La última vez que le vimos por aquí fue con una nutrida banda, en la gira de 'Amar la trama'. Ahora viene en solitario. ¿Qué le aporta este formato?

- La posibilidad de alternar. Me gustan los dos formatos, pero después de 80 conciertos con la banda me apetecía cambiar. Ahora llevamos 40 o 50 en acústico y de hecho cerramos en Murcia, será el último concierto de esta gira. He incorporado a un percusionista que hace una mezcla de percusión orgánica y electrónica, pero es un show muy minimalista, donde la mayor parte de las canciones estoy yo con mi guitarra. Tengo mucha libertad, no tengo que ceñirme a un guión, puedo cambiar los tiempos, las necesidades, la intensidad, las versiones … Está todo muy basado en lo que es la canción.

Se cumplen 20 años de la publicación de su primer disco, un tiempo respetable. ¿Qué ha sido lo más importante que ha aprendido en este trayecto?

- Pues creo que lo más importante que aprendí es que en este trabajo no hay atajos. Muchas veces se me ha ofrecido la posibilidad de acelerar procesos o de tomar sendas más sencillas y estoy contento de no haberlo hecho y de seguir escribiendo canciones por las mismas razones por las que empecé a escribir cuando todavía estudiaba medicina en Uruguay.

¿Qué se cuece ahora en la bulliciosa mente Drexler? Seguro que trama algún plan.

- Estoy preparando un proyecto que sale en noviembre, por eso voy a parar de tocar durante un tiempo, que se llama N, Proyecto N, como el símbolo matemático de la serie de números naturales. No es un disco, sino una aplicación para teléfonos móviles y tabletas basado en tres canciones sobre las que el oyente puede intervenir, son canciones combinatorias. Todos los elementos de la canción pueden ser cambiables. Creí que sería menos laborioso pero me dio mucho trabajo, sobre todo con mis compañeros de programación.

Su relación con el cine es cada día mayor. Todos recordamos el oscar por 'Al otro lado del río' y recientemente escribió canciones para la película de James Ivory 'The city of your final destination', además de obtener un goya por 'Lope' de Andrucha Waddington. ¿Le gusta escribir para cine? ¿Es muy diferente?

- Me gusta mucho. El cine ha sido muy generoso conmigo.  Y sí, ciertamente es muy diferente en todo. Una canción tiene que estar al servicio de algo más importante, que es la película. Entender esto es algo esencial.

Y que supongo usted respeta al máximo.

- Lo respeto tanto que considero que es preferible que una película no tenga música si no existe una simbiosis máxima. La música de una película tiene que hacerse con muchísimo cuidado. Ahí encaja perfectamente esa máxima de la poesía: lo que no enriquece, mata.

¿Y qué tal su faceta como actor? Se le ve muy bien en 'La suerte en tus manos', de Daniel Burman. ¡No nos abandone a los de la música, eh!

- [Ríe] Tranquilo, que no lo haré. Lo de la película de Burman fue una novedad y un aprendizaje mío, ya de mayor. Es muy, muy buena. Si alguien me invitara a hacer algo tan tentador y de tan alto nivel como lo que hizo Burman, aceptaría encantado. Pero ha de ser algo realmente muy tentador porque me gusta mucho mi trabajo en la música.

Pues gracias y buen cierre de gira. Le esperamos.

- Estamos muy contentos de volver a Murcia, hace mucho tiempo que no lo hacemos y es una ciudad con la que siempre tuve una extensa y buena relación, desde mis comienzos cuando iba a tocar a la cafetería La Muralla. De verdad que me resulta siempre un placer volver allá.
 
Jorge Drexler cierra su gira 'Mundo abisal' el sábado 13 de octubre de 2012 en el Teatro Circo Murcia. 21.30 horas. 25 / 22 / 20 euros (según localidad).

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...