Steve Vai: "Pretender ser recordado es una mera gratificación para tu ego"

Rafa Llorente | 17.12.2012 - 13:03 | Entrevistas

Steve VaiSteve Vai es, sencillamente, uno de los mejores guitarristas, no solo de su generación, sino de la historia del rock en general. Un músico en toda la extensión de la palabra, capaz de componer e interpretar partituras imposibles con la fluidez elegante de los que hacen las cosas sin esfuerzo aparente. Efervescente, presumido, desenfadado y con un toque profundo, así es él, y así es su música. El lunes 17 estará en el Auditorio Víctor Villegas para presentar su nuevo trabajo.

Han pasado siete años desde su último disco de estudio. ¿Cuándo y por qué siente la necesidad de grabar su nuevo álbum, 'The story of light'?

- ¡Es curioso cómo se escapa el tiempo!, sobre todo cuando estás haciendo cosas con las que realmente disfrutas. Efectivamente he estado ocupado en proyectos que me han tenido muy atareado. Grabé un disco con orquesta, un DVD y otro disco más en directo con una big-band. Luego siempre hay otro montón de cosas que no quedan exactamente plasmadas. Pero contestando a tu pregunta, la idea de volver a ese tipo de trabajo y preparar un nuevo disco en estudio me rondaba en la cabeza desde hacía tiempo. De hecho me apetecía mucho hacerlo, pero siempre había algo que me distraía y lo iba dejando a un lado. Así que finalmente me lo propuse firmemente y ¡lo conseguí!

Hay algunos momentos en este disco que pueden traer recuerdos lejanos de Frank Zappa. ¿Está él todavía presente en su música?

- Frank siempre ha sido tremendamente importante para mí. Me enseñó muchísimas cosas. Cuando comencé a trabajar con él yo era muy joven y muy admirador suyo. Tuve la oportunidad de trabajar para él y así observar detenidamente sus métodos para crear música. Entonces yo era muy impresionable, así que el impacto que tuvo sobre mí fue enorme. Todavía se puede escuchar esa influencia de Frank Zappa en mi música, desde luego, aunque también alguien puede advertir ecos de Jimi Hendrix o Led Zeppelin. Sin embargo mi intención es la de crear una forma de música que refleje mis propias sensibilidades musicales.

Ha mencionado a Jimi Hendrix, para muchos el guitarrista más importante de la historia del rock. Hace unas semanas se cumplía el 70 aniversario de su nacimiento. ¿Cómo le gustaría a usted ser recordado dentro de 70 años?

- Eso es algo en lo que casi prefiero no pensar, cuando eso ocurra a mí me va a dar exactamente igual [risas]. La verdad es que no me preocupa el legado que pueda dejar, dicho lo cual, me gustaría expresar mi gratitud por poder hacer lo que hago. Para mí lo importante es el ahora. Disfrutar el momento. Una vez que estás muerto da igual todo. Pretender ser recordado es una mera gratificación para tu ego, aunque reconozco que es agradable imaginar que quizá en algún momento, en un futuro lejano, pueda haber alguien ojeando un catálogo que se tope con uno de tus trabajos y lo disfrute.

He leído que se considera más compositor que guitarrista, me ha resultado curioso. ¿Puede explicarlo?

- ¿Sabes? No es la primera vez que me hacen esa pregunta. Lo gracioso es que yo no recuerdo haber dicho eso jamás [risas]. La gente dice que yo lo he dicho, así que ha llegado un momento en el que he empezado a pensar que quizá sí que lo dije y me he preparado una respuesta [vuelve a reír]. A ver, yo adoro componer. Es algo apasionante para mí. Comencé a escribir música incluso antes de empezar a tocar la guitarra, lo cual sucedió cuando tenía doce años. Desde ese momento ambas cosas se fusionaron, de tal manera que mis dotes compositivas y mis habilidades como intérprete son desde entonces una sola cosa, estando totalmente integradas. Me es imposible decir cual de las dos facetas es más importante. En los últimos cinco años he dedicado mucho tiempo a la composición. Se puede decir que he compuesto tres sinfonías, prácticamente. Siempre he pensado que cuanto mayor me vaya haciendo, más tiempo lo dedicaré a componer. Las dos cosas que más me motivan son, por un lado sentarme tranquilamente a componer música y, por otro lado, hacer lo mismo para simplemente tocar la guitarra.

En su música la inspiración juega un papel fundamental, pero también se percibe un gran trabajo. ¿Cuál es la medida para equilibrar esa balanza y que la música fluya?

- Lo primero, efectivamente, es sentir la inspiración. Hay mucha gente que mantiene que hacer música consiste en un diez por ciento de inspiración y un noventa por ciento de preparación, pero yo no puedo estar más en desacuerdo. Para mí la música es un 99,9% de inspiración, porque si no te dejas llevar por la inspiración jamás te sentirás incentivado para trabajar en ello. Cuando creo música asumo tres roles diferentes, como si se trataran de tres personas distintas. Primero tenemos a Steve nº1, que es quien tiene que aparecer con una idea emocionante. Entonces comienzo a escuchar esa idea como un concepto musical global, de tal manera que en mi mente voy montando la melodía, los coros, los arreglos, las guitarras, la percusión... de repente es un todo, como un musical de Broadway, tan atrayente que se convierte en algo irresistible para mí. ¡Esa es la inspiración!

Una vez que me he obsesionado con ello llega el segundo actor, Steve nº2, y, ¿sabes qué?, este es el tipo que carga con todo el trabajo. Y créeme, hay veces que Steve 2 resulta abrumado, porque Steve 1 ha ideado algo grandioso en su cabeza, pero no ha reparado en todo lo que entraña llevarlo a cabo. Así que hay que hacer un montón de tareas, no sólo musicales sino de gestión, contratación, producción y demás. Eso es trabajo puro y duro, pero sin la inspiración, sin la idea, no tienes nada. La inspiración es tu arma para afrontar el trabajo. Pero aún nos queda Steve nº3, que es quien llega a posteriori, lo escucha todo, y es crítico con la obra final. Es el que decide si el resultado es digno de ser publicado, y créeme, hay veces que decide que no lo es.

El lunes actúa en Murcia, en un auditorio con grandes condiciones acústicas y todas las comodidades para poder disfrutar de la música. ¿Significa esto algo especial para usted?

- Sí. Tocar en un lugar así marca diferencias. Hace años no le daba tanta importancia a estas cosas, pero actualmente mi show dura casi tres horas. Es fantástico cuando tienes delante un público en pie que grita y canta sin parar, pero ahora mismo prefiero que la gente esté cómodamente sentada y saber que puede disfrutar tranquilamente del concierto, sobre todo cuando se trata de un auditorio maravilloso como el de Murcia.

Steve Vai actúa el lunes 17 de diciembre de 2012 en Murcia. Auditorio Víctor Villegas. 21.30 horas. 35 / 30 / 20 euros (según localidad).

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...