Jesús Cutillas & Raúl Frutos: "Son buenos tiempos para estar vivo"

Jam Albarracín | 26.12.2012 - 12:45 | Entrevistas

Cutillas & Frutos“He visto moverse a una papelera”. Tal que así da comienzo 'Relatos extraordinarios de un cantautor de provincias', el sorprendente -y nunca estuvo mejor usado el calificativo- álbum de Jesús Cutillas y Raúl Frutos. Dos tan considerados como peculiares músicos y autores murcianos que han dado forma a un trabajo que a ver quién tiene narices de etiquetar. Yo lo haré como canción underrealista (y sin embargo narrativa), toma ya.

Para Jesús Cutillas es su quinto álbum, tras su trilogía republicana y su disco con Los Autónomos. Ninguno ha sido convencional, pero en éste su aptitud literaria alcanza sus más altas cotas. Si Frank Zappa hubiera conocido a Raúl Frutos -de notoriedad nacional creciente gracias a proyectos como Crudo Pimento y The Ben Gunn Mento Band-, probablemente le hubiera retado en duelo.

Así las cosas, Jesús escribió las canciones y se las pasó a Raúl con una única premisa: que las destrozase a placer. El resultado es una obra de magnitud y calado artístico, algo muy alejado del disco convencional que se escucha en el reproductor de audio comprimido. Los cito en El Jumillano. Que corra el vino.

¿Por qué Raúl?

- Jesús: Porque pensé que le podía aportar algo muy interesante a las canciones. Porque es un genio y porque el mejor instrumento está en su cabeza, así que en cuanto me dio pistas de que le podía interesar, lo agarré rápido. Pero Raúl es mucho más flexible de lo que pueda parecer. Es cierto que él suele tener una visión bizarra o no estándar, pero es capaz de manejarse con otros códigos. Es lo suficientemente versátil para adaptarse sin abandonar su personalidad y su manera de entender la música.

¿Qué le atrajo de Cutillas para aceptar el envite?

- Raúl: Desde hace años soy fan de Jesús. Lo primero suyo que escuché, hace ya años, fueron sus 'Letanías del sadomasoquista quisquilloso' y pensé que se trataba de una especie de Frank Zappa destartalado y folclórico. Esa primera impresión se me confirmó más adelante, así que cuando me fue mostrando canciones, algunas me provocaron una fascinación instantánea. Como oyente, melómano y admirador de sus locuras artísticas, no podía decir que no.

La implicación ha sido tal que finalmente el disco aparece firmado por los dos.

- J: Es que no podía ser de otra manera, esas canciones nunca hubieran sonado igual sin Raúl. Aparte de que el proceso de grabación ha sido muy estudiado y laborioso. No hemos grabado las bases, luego guitarras... sino que se ha trabajado canción por canción. Raúl ha hecho de algo más que productor artístico, se ha encargado desde elegir las canciones, hasta la instrumentación, la mezcla...

¿Cuál fue el planteamiento de partida?

- J: Ha sido un proceso muy abierto. La idea era hacer un discos de relatos, canciones que fueran pequeños cuentos, películas sobre las que Raúl construyera la banda sonora. Yo se las mostraba y él iba descartando, aceptando, modificando.

- R: Él traía la letra, la melodía y la estructura armónica de la canción, siempre desde un punto de vista riguroso pero flexible. Yo después, de lo que él me iba trayendo no he respetado absolutamente nada. Cogía los temas, los destripaba, cambiaba afinaciones de las guitarras, buscaba instrumentos nuevos... Todo eso formaba parte del plan de trabajo.

No ha sido un proceso rápido.

- R: Han sido dos años y medio, pero no de trabajo continuo. Tanto Jesús como yo tenemos otros proyectos y obligaciones, pero esto me requería estar absolutamente concentrado en cada tema, hacerlo de principio a fin, no podía dejarlo a medio. Lo hemos ido haciendo con la máxima implicación en los momentos en que podiamos volcarnos completamente con cada tema.

¿Y el factor tiempo, de qué manera ha influido?

- R: Cuando casi estaba terminado Jesús llegó con la idea de hacer una ópera rock [la delirante historia de 'Chacho Ché', de 12 minutos] y la hicimos. No fue la última, 'Cresta rosa' se montó justo el día que debíamos empezar a hacer el master. Hubo un momento en que tuvimos que decir: hasta aquí.

J: Queríamos acabarlo antes del fin del mundo, pero el proceso era tan satisfactorio y tan creativo que daba pena finalizarlo.

¿Es surrealismo es un buen ismo?

- J: Para afrontar esta obra hay que acercarse con una mentalidad abierta y dispuesto a no entender todo de primeras. El objetivo no era hacer algo comercial ni estándar, tampoco algo raro con la mera intención de sorprender o epatar, sino hacer algo que nos divirtiera. Habrá quien vea el lado surrealista, yo le veo humor en todos lados.

- R: En cierto modo sí tiene algo de surrealismo, pero yo no aplicaría ese término exactamente al menos a las letras. No son collages ni escritura automática, sino historias con un hilo y un sentido. Son relatos, con su principio, su fin y su argumento. Relatos extraordinarios, eso sí.

- J: La parte subversiva del surrealismo quizá radique en el concepto de lo que se trata. Por ejemplo, lo de la resurrección del Ché Guevara como un fantasma o la papelera que se mueve, manejan conceptos tal vez surrealistas pero tratados de un modo realista. El surrealismo está como fondo: la vida es rara.

Es un disco que encaja dentro del concepto del lo-fi. Con Raúl manejando, era algo que cabía esperar.

- R: Bueno, tampoco es que yo tenga exactamente por bandera el lo-fi, pero sí, la verdad es que el grueso del disco está grabado con un portátil, una tarjeta de sonido sencilla y un micro Shure 58, tratándolo de mil formas distintas. Sin más historias técnicas. El resultado es lo-fi, que considero que es lo más cercano y directo, que es de lo que se trataba.

Pese a que las 18 pistas del disco tienen su propio hilo narrativo, éste a menudo está tratado desde, digamos, estados alterados de consciencia. ¿Son buenos tiempos para estar loco?

- J: Son buenos tiempos para estar vivo. Y estar vivo significa probar cosas y divertirte con ellas, porque muertos estamos ya. Que cuando mires atrás veas lo bien que te lo has pasado. Para mí todo se reduce a eso. Si implica un gasto de dinero, de energía y de inteligencia, pues perfecto, porque el objetivo no es otro. Y una vez cubierto el objetivo, lo que venga, bienvenido sea. Se trata de empezar por el final.

Nada tan esperado como lo inesperado.
- R: Todo el proceso ha tenido también algo de caótico, lo imprevisto ha sido un elemento siempre bienvenido y al que hemos dejado espacio. Es algo estrictamente creativo. De hecho, los conciertos que estamos preparando están cogidos por pinzas, hay mucho de libertad y de happening. Yo creo que Jesús podría llegar muy lejos: creativa, lírica y en cuando a 'disfunción mental' [se ríe] está a la altura de Charly García.

 

Jesús Cutillas & Raúl Frutos presentan 'Relatos extraordinarios de un cantautor de provincias' el jueves 27 de diciembre de 2012 en La Puerta Falsa. 22.30 horas. Entrada libre.

 

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...