Chano Domínguez: "No creo en las varitas mágicas"

Jam Albarracín | 08.11.2013 - 14:04 | Entrevistas

Chano DomínguezChano Domínguez es un músico indiscutido, además del principal emblema de la fusión entre jazz y flamenco. Desde que en 1978 grabara su primer disco con el grupo de rock sinfónico Cai, ha llovido mucho y bien, de modo que su cosecha ha resultado fructífera. Su penúltimo trabajo, su visión personal del 'Kind of blue' de Miles Davis, le valió una nominación al Grammy. Pero lo que acontecerá en Cartagena será el estreno en España de su último proyecto, junto a la big band alemana WDR. 

Solo lo han interpretado en Colonia, Essen y Guimaraes, ayer jueves. Es allí donde las ondas de mi móvil logran dar alcance a su locuacidad sureña.

¿Cómo es este nuevo proyecto que presentará en Cartagena?

- Fue un encargo que me hizo el productor de la WDR Big Band. Compuse un concierto completo, que solo se ha tocado dos veces en Alemania, en la Filarmonía de Colonia y en la de Essen, y mañana [la entrevista tuvo lugar el miércoles] en Guimaraes, que es donde estoy ahora. Cartagena acogerá el estreno absoluto en España. Todo es música mía, nueva, compuesta para big band pero que incluye cante y baile flamenco. Aparte del formato típico de big band viene un percusionista, un cantaor y un bailaor flamenco.

¿Hay grabación, habrá disco?

- Sí, está ya todo grabado y ahora vamos a hacer un DVD en directo. Saldrá todo a principios del 2014 con una compañía alemana, de música clásica además.

¿Le gusta tocar con big bands? ¿Es muy diferente a hacerlo en trío o cuarteto?

- Sí, cada situación musical te invita a tocar de maneras diferentes. Es muy agradable poder trabajar con unos músicos como los de esta big band que lleva junta más de 30 años. No es una reunión de músicos para un proyecto puntual, la WDR tiene una seriedad de trabajo continuo. Han hecho discos con muchísimos músicos y han tocado muchos estilos diferentes, por eso entienden tan bien la música que se sale un poco de lo que es el jazz tradicional. Además la orquestación la ha hecho un magnífico músico como es Vince Mendoza, quien estará dirigiendo la orquesta en Cartagena.

Usted viene del rock e incluso empezó como guitarrista...

- Bueno, lo mío es bastante ecléctico, porque yo empecé tocando la guitarra flamenca, luego hice un grupo de rock sinfónico y a partir de ahí me fui encauzando hacia la música improvisada, que es lo que más me ha interesado siempre.

Le iba a preguntar si llegó antes al jazz o al flamenco, pero ya me ha respondido.

- Es que al flamenco no es que llegara, es que estaba en él. Yo he nacido en Cádiz, con lo que eso supone, y además he tenido la suerte de que mis padres fueran unos grandes aficionados al flamenco. Mi padre tenía el típico pick-up y ponía mucho flamenco en casa, lo he escuchado desde ni me acuerdo, desde siempre. Lo que sí he buscado más ha sido la texturas del jazz, porque es un lenguaje que te permite una libertad y una creatividad que me encanta. Encontrar los nexos de unión entre los ritmos flamencos con las estructuras y las formas musicales del jazz... Eso es fascinante.

¿La libertad expresiva del jazz enriquece más al flamenco o el duende de éste le aporta mayor vida al jazz?

- Yo creo que es algo recíproco. En mi caso, que soy un músico que he nacido en la cuna del flamenco, que me he criado con eso, que después he estudiado durante muchos años y sigo estudiando la música improvisada, el jazz, toda la armonía moderna... Creo que si conoces bien esas dos músicas puedes enriquecerlas ambas, porque al combinarlas se produce una chispa maravillosa, que es algo diferente, algo nuevo y eso siempre es muy atractivo.

¿Y cómo se pasa de ser un bienintencionado guitarrista de rock y flamenco a convertirse en uno de los mejores pianistas del jazz?

- Pues con mucho trabajo y con muchas ganas de aprender. No hay otra cosa. No creo que nadie esté tocado por una varita mágica, de hecho no creo en las varitas mágicas. El único secreto para que alguien mejore en cualquier actividad es la práctica, el estudio, el ensayo. Tener un compromiso contigo mismo y con la música de seguir aprendiendo y de seguir intentando mejorar cada día.

¿Qué le aportó 'Flamenco sketches', su visión personal de 'Kind of Blue' (el disco más vendido y uno de los más influyentes de la historia del jazz)?

- Muchísimo, la verdad. La de Miles Davis es una música que yo he seguido muchísimo en los últimos 30 años. Lo hice pensando de la misma manera que pensaba Miles, con esa libertad y con ese espíritu de renovación y de intentar cada día tocar cosas diferentes, de hacerlo nuevo cada día. Pero siempre dentro del lenguaje que yo utilizo, que es el de esta mixtura entre ritmos de flamenco y lenguaje de jazz.

En alguna ocasión ha dicho que entre un blues y una soleá no hay tanta distancia. ¿A qué se refiere?

- ¿Distancia? ¡Claro que no! El sentimiento es muy parecido. El blues nace de una necesidad de expresar la tristeza y los sinsabores de un pueblo y la soleá o la seguiriya son cantes que expresan lo mismo. Aunque los lenguajes sean diferentes, yo los veo muy mezclable, de hecho hago un blues por soleá. Para hacer este tipo de cosas lo que sí es fundamental es conocer bien los elementos con los que trabajas. Sin conocimiento no se puede hacer algo de verdad valioso.

Ha tocado con músicos enormes. ¿Cuál ha sido el que más le ha impresionado?

- Pues mira, el que más me impresiona seguramente sea Blas Córdoba, que es mi cantaor. Porque cada vez que abre la boca me eriza la piel. Es un cantaor fuera de serie, con pocos músicos he trabajado tan buenos como Blas.

Palabras mayores, cuando en su biografía aparecen nombres como los de Wynton Marsalis, Paco de Lucía...

- [Me corta] Sí, sí, sí... Por supuesto y los admiro muchísimo a todos, a Paquito D'Rivera, a Paco de Lucía, Wynton Marsalis, Herbie Hancock, Chucho Valdés... He tenido la suerte de tocar con mucha gente extraordinariamente buena y de hecho les estoy muy agradecido a todos. Pero yo me identifico mucho con la gente que trabaja conmigo, porque creo que son justo los músicos que tienen que estar conmigo. Por eso a mí este cantaor me deja consternado. Ya lo escucharéis el sábado.

 

CHANO DOMÍNGUEZ & WRD Big Band (Cartagena Jazz Festival)
Cuándo: Sábado 9 de noviembre 2013, a las 21.30 horas.
Dónde: Auditorio El Batel, Cartagena.
Cuánto: 18 / 15 / 10 euros (según localidad).
Abre: Till Brönner.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...