David Moya: "Crear es un acto de amor y de rebeldía"

Jam Albarracín | 10.01.2014 - 16:09 | Entrevistas

David Moya [Foto: Pilar Morales]“En tus frases 'diario' y 'normal' secuestraron al verbo / en las suyas 'pasión' y 'arriesgar' no encontraron sujeto”. Versos pertenecientes a 'Café Siberia', la canción que abre  'Las horas invisibles', el sexto larga duración de David Moya

Tres años después de 'Cinco manías de hombre solo', una faraónica obra que incluía música, poesía, relato e ilustración, el cantautor murciano afincado en Madrid entrega un disco de formato estándar. Once canciones que, esto sí, vuelven a dejar claro el amor de Moya por la literatura, con unos textos difíciles de igualar en el panorama de la música nacional. Un disco cuyo diseño juega con lo asombroso del proceso creativo, plasmado en el conejo de Alicia en el País de las Maravillas. Lo presenta junto a su banda en el Centro Párraga. Agarro a David en La Roda. Pedimos unos miguelitos. Con ron.

 
¿Qué son las horas invisibles y dónde las pasa David Moya?

- Hay instantes en que sientes que te habitas. Te has desdoblado y ves desde fuera y a la vez desde dentro a ése al que todos llaman por tu nombre. Has entrado en la madriguera y, de repente, aparece un mundo que no se rige por las leyes de la lógica ni la razón. La cosas entonces son o no son. Nada tiene dos caras, como no la tienen las sensaciones, lo instintivo, sino que ambas se integran en algo puro, en verdades absolutas que están dentro de ti. Afuera nos movemos como autómatas en una civilización enferma de sí misma. La llave para traspasar la frontera siempre está puesta en la puerta. Simplemente, decides girarla o no.

Madrid, el centro neurálgico pero también una ciudad dura a la que muchos se han ido marchando: Road Ramos, Muerdo, Rozalén, usted... ¿Merece la pena esa 'princesa prometida'?

- España está organizada como su red de carreteras: todo pasa por Madrid. Es un lugar de encuentro y sí, es duro en algunos sentidos. Pero merece la pena sumergirte en una corriente, sentir que te cala y que formas parte de un movimiento creativo. Es evidente que es un altavoz importante para el resto del país, para mí es también un fenómeno humano muy inspirador. Aquí 'pasan cosas' constantemente; se dan muchas ocasiones para compartir con otros artistas, abrirte a un público nuevo e inquieto. Gracias a estar en la ciudad he podido contar con músicos como Marino Sáiz, Alejandro Martínez, Paco Cifuentes o Marwan a la hora de la grabación, pues ahora forman parte de mi entorno habitual. Son compañeros de viaje. 

Una característica esencial de sus canciones es el factor literario, la importancia que concede a unos textos muy cuidados. Pero creo que 'Las horas invisibles' llegó a planteárselo inicialmente como un libro. ¿Es así?

- Sí, hubo una idea inicial de que así fuera. La cuestión es que en un momento del proceso sentí la necesidad de otorgale a lo musical todo el peso que merece. Tengo varios relatos que contextualizan las canciones, pero de momento dejo ese proyecto en 'stand by' para centrarme en mover el trabajo en el ámbito musical y hacer una apuesta definita por mi faceta de compositor e intérprete de canciones.

Las canciones de 'Las horas invisibles' son bellas, amorosas, esperanzadas o melancólicas, pero hay un menor componente social. ¿Por qué?

- Porque necesito mayor número de caracteres para expresarme. Se me quedan pequeñas las canciones para la denuncia. Aún así, he conseguido concentrar todo mi cabreo en una bastante contundente: 'La calle es nuestra'.

Muy cierto. Pero es que en su blog se despacha a gusto. Leo cosas como “en España la democracia consiste en elegir entre ser esclavo o mengigo”. ¿Tan mal pinta hoy lo de ser español y demócrata?

- He pasado de la rabia a la tristeza respecto a la situación actual de mi país. Me parece muy evidente la falsedad de la democracia en que vivimos, la sumisión absoluta de este pueblo a una clase política que no le representa. Comparto el pesimismo de Perez-Reverte cuando afirma que no tenemos solución. Nunca hemos vivido una auténtica revolución cultural que descabezara a la aristocracia dominante, ni vamos camino de hacerlo. El señor Aznar es aclamado como adalid de la bonanza económica de hace unos años en vez de ser recordado como el tipo que sentó las bases para que especuladores y corruptos camparan a sus anchas.

'Tras las cortinas' está dedicada a la memoria de Antonio Vega. ¿Por qué? Fíjese que a mí la que me trae recuerdos de Antonio es la siguiente, 'Terremoto'.

- Hicimos un guiño porque la armonía del tema nos permitía meter algún motivo de 'Lucha de gigantes'. Deberíamos estar rindiendo muchos años homenaje a uno de los mejores compositores que ha dado España durante el siglo pasado. Pero tienes razón en el sentido de que 'Terremoto' es más Antonio por su carácter desgarrado.

Como en cada uno de sus discos, también aquí ha incluido un par de canciones claramente pop: 'Frágil' y 'Sacarte a bailar'. Un formato que le queda bien, pero que no suele exprimir demasiado.

- Mi vertiente más pop viene desde lejos y si no la exploto más es por una cuestión de infraestructura: vivo del acústico, de tocar solo. Me encantaría explorar más este lado cuando las circunstancias acompañen y pueda contar habitualmente con una banda para defender las canciones. Es mi lado fresco, pero es que yo soy también un tipo alegre y desenfadado. No estoy todo el día sumergido en mi faceta más poética ni más profunda. Me gusta bailar y reír, contar historias cercanas. De todos modos, no creo que poesía y frescura estén reñidos. Si fuéramos más conocidos los cantautores actuales, la gente vería que estamos más cerca del pop que de cualquier otro estilo musical.

Alicia, Wonderland, la persecución del conejo... ¿Cuál es el paralelismo entre 'Las horas invisibles' y el cuento de Lewis Carroll?

- Alicia tiene que decidir si sigue al conejo blanco y se adentra en la madriguera. Wonderland o lo invisible. Neo frente a Morpheo. Pastilla roja o azul. Matrix o realidad, un espacio sin tiempo. 'Las horas invisibles' son propias del único lugar de dimensiones infinitas: tu Ser. A través de la creatividad abrimos un canal de encuentro con nosotros mismos como con pocas experiencias.

En este "mundo de autómatas", en esta "civilización enferma de sí misma"... ¿Crear es un acto de amor?

- Por supuesto que lo es. De amor y de rebeldía. Lo contrario es la destrucción y la mediocridad. Legar al mundo algo imperecedero, una fuente de energía inagotable. Hay canciones eternas, poemas, relatos, novelas, películas... Se me viene a la mente el final de 'Farerenheit 451', con la gente memorizando libros. Que se rinda el que quiera, conmigo no van a poder los que pretenden vaciar las mentes para convertirnos en esclavos consumistas. Tengo un buen puñado de libros, de discos y de pelis que podrían salvarme del hastío y la desesperación; recordarme que la vida está llena de belleza y que es un lujo poder vivirla día tras día.

 

DAVID MOYA
Qué: Presentación de 'Las horas invisibles'.
Cuándo: Viernes 10 enero 2013, a las 21 horas.
Dónde: Centro Párraga, Murcia.
Cuánto: 10 euros.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...