Carlos Vudú: "Una canción puede ser una caricia o un disparo"

Jam Albarracín | 05.04.2014 - 14:30 | Entrevistas

Carlos VudúConocer bien a un artista es un arma de doble filo: aprecias su evolución pero también sus costuras. Me ocurre con Carlos Vudú, si bien en su caso la valoración difícilmente podría resultar más positiva. Cada nueva canción escrita es mejor que la anterior; cada nuevo concierto supera al precedente.

No es algo tan frecuente, pero si el autor murciano convenció con su notable álbum de debut, 'Cartas marcadas' (2011), ahora se ha tomado su tiempo -y su carretera, no ha dejado de tocar por todo el territorio nacional- para entregar 'Tratados de soledad', un estupendo EP que debe ejercer de puente hasta su segundo álbum. 

Lo suyo es el rock de raíz americana (Tom Petty, Jayhawks) y sentimiento universal, cantado en castellano y con una calidad literaria que deja atrás a Quique González y le acerca a un Lapido con esperanza añadida. Aunque suene a tópico, Carlos es 'uno de los nuestros' y no tanto por su condición de murciano como por su modo de entender y afrontar la música. Le invito a una caña. Con marinera.

Repite grabación en La Cabaña, con José Nortes en la producción. Supongo que se trata de consolidar un sonido, el sonido del Clan Jukebox. ¿Barajó otras opciones?

- Evidentemente, el tener un sonido que te identifique es algo muy importante. Ahora mismo no me veo en la situación de tener que reinventarnos o dar un giro radical, sino mas bien de hilar cada vez más fino y perfeccionar el sonido que buscamos. José Nortes era nuestra primera y principal opción. Aunque actualmente hay otros productores en España que están haciendo unos trabajos increíbles, con José tenemos un 'feeling' y una empatía buenísima. Es un enamorado de McCartney, Petty... Así que, cuando empezamos a trabajar en un nuevo tema, enseguida sabemos la dirección que debe tomar la canción.

Iré al grano: sus letras son cada vez mejores y más poéticas. Le veo en el Club de los Poetas del Rock, junto a Lapido o Nacho Vegas. ¿Se identifica?

- Te lo agradezco mucho, pero esta gente son capos, llevan una larga trayectoria siempre a un nivel muy alto y yo estoy prácticamente empezando. Todos los grandes autores tienen una voz propia, un modo único de contar sus historias, quiero pensar que poco a poco voy puliendo eso para reflejar mi propio estilo. Al final se trata de ser tú mismo, da igual que tu mensaje sea llano y directo o, por el contrario, más poético y recargado.

Después de casi tres años de carretera y escenarios, de recorrerse todo el país haciendo bolos, ¿siente que ha merecido la pena? ¿Qué ha ganado Carlos Vudú, además de un merecido reconocimiento?

- Seguimos al pie del cañón, por tanto imagino que sí ha merecido el esfuerzo. Nada es comparable con la sensación de subirse a un escenario, de captar la atención de la gente y hacer que conecten contigo. Por muchos malos momentos que haya, eso lo compensa todo y peleas con uñas y dientes por volver a vivirlo cada noche. ¿Qué he ganado? Sin duda, experiencias y sensaciones vitales. Meterte con otros cuatro tíos en una furgoneta durante 72 horas y compartir victorias y derrotas, da para un profundo estudio sociológico [sonríe].

Su nuevo EP se titula 'Tratados de soledad' y la canción titular dice así: “Tratados de soledad / que nos mantengan a flote”. ¿A qué se refiere?

- Tratados de soledad para no dormir solo, para evitar que se vaya a la deriva todo aquello por lo que un día luchaste.

Me gusta mucho la canción 'Uno de los nuestros' (“Uno de los nuestros / tocando el firmamento sin red / colgando sueños de la pared”). ¿Está dedicada a alguien en concreto?

- No. Habla de aquellos amigos y amigas que han pasado por tu lado y con los que has compartido grandes momentos. Y que, por un motivo u otro, la vida los va alejando de tu camino. O quizá sea yo quien me vaya alejando del suyo.

¿Tiene algún momento preferido para componer? ¿Cuándo le suelen visitar las musas?

- La chispa aparece muchas veces cuando tienes la mente activa, cuando acabas de ver una película, de leer un libro o de escuchar una canción y, de repente, sabes que hay algo que se ha activado dentro. Luego necesito aislarme de todo para poder plasmar la idea que tengo en la cabeza en palabras y música.

En estos tiempos en los que ya no se rescata a personas sino a bancos, aeropuertos y autopistas, ¿qué lugar ocupan la poesía y el rock?

- Un poema o una canción puede ser una suave caricia o un disparo a bocajarro. Por lo tanto, si se quiere utilizar para protestar o despertar una actitud crítica con lo que te rodea, son armas poderosas. No me considero ni mucho menos un autor 'protesta', pero nunca he dudado en utilizar una canción para levantar la voz si veo algo que no me gusta. El rock y la poesía nunca deberían perder ese lado subversivo.

¿Cómo trazan los planes de Carlos Vudú, tiene ya grabado o escrito algo del segundo álbum? ¿Algún título provisional?

- Estamos trabajando en ello [sonríe]. Grabamos una primera tanda de canciones, de las cuales extrajimos tres para publicar este EP y pronto volveremos a grabar otra tanda nueva de canciones e iremos haciendo selección para el futuro álbum. En cuanto al título, la verdad es que siempre lo elijo casi cuando se manda el diseño a impresión, así que te puedo dar pocas pistas.

Oiga, ¿y qué queda del mito del rockero ambulante? ¿Le han pedido muchas chicas que les cante eso de “Hey Mr. Tambourine Man, toca una canción para mí, no tengo sueño ni lugar donde ir” (Bob Dylan)?

- [Ahora ríe abiertamente] Bien, entiendo que existe eso de 'el magnetismo del escenario', pero una vez finalizado el concierto lamento decir que se suele quedar, como bien dices, en mito más que otra cosa. Yo diría que lo que me han cantado alguna vez es aquello de “You can’t always get what you want” (The Rolling Stones).

Supongo que no hay nada como tocar con su banda, pero maneja diversos formatos. A menudo se le ve en acústico o en buenas compañías, como cuando en enero dio unos conciertos con Joel Reyes. ¿No puede parar un minuto?

- No es que no pueda, es que insisto: no hay nada como el escenario. Cuando actúas solo, eres tú frente al público y eso te hace coger muchas tablas y te aporta un 'feedback' distinto. El girar con otros autores también te aporta mucho, porque siempre se aprende de sus composiciones y su puesta en escena, de cómo enfocan ellos ciertas temáticas, sentimientos, etc... Así que, hace unos meses, monté junto a Joel Reyes una pequeña gira y probablemente dentro de un tiempo haga otra pequeña gira junto a Rafa Toro, que es quien abrirá el concierto de presentación de mañana.

En Murcia, como por otra parte en toda España, la tendencia apunta hacia el indie. ¿Se siente querido y valorado en su tierra?

- Nadie podrá decir que estamos en esto por apuntarnos al carro de la última moda, ¿verdad? [ríe]. Sí, me siento querido, tanto por el público, como respetado por los compañeros de profesión, sean del estilo musical que sean.

El reconocimiento de Carlos Vudú y El Clan Jukebox es cada día mayor y la calidad de sus canciones y de su directo es cada vez más incuestionable. ¿Siente que está a un paso de algo importante?

- Siento que hemos dado algunos pasos en la dirección correcta y que evidentemente quedan muchos más por dar, pero mirar más allá del próximo bolo sería un error. El golpe podría ser muy duro y esta profesión no te garantiza nada, así que nos apuntamos a la filosofía del 'Cholo': seguiremos yendo partido a partido.
 
 
CARLOS VUDU y EL CLAN JUKEBOX
Cuándo: Sábado 5 abril 2014, a las 23 horas.
Dónde: Club 12 & Medio, Murcia.
Cuánto: 10 / 12 euros.
Abre: Rafa Toro.
 

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...