Fuerza de Lucha: "Una escena se debe basar en el compromiso"

Alfonso Zaplana | 31.10.2008 - 01:26 | Entrevistas

Fuerza de Lucha: compromiso y actitud hardcoreEl pasado mes de septiembre Fragment Records publicaba “Ahora es el momento”, el nuevo trabajo de los veteranos Fuerza de Lucha, en el que los de Rafal siguen apostando por el hardcore old school y las letras que invitan a la reflexión. Ahora se disponen a presentarlo en directo por toda la península, comenzando este próximo viernes en Murcia, donde celebrarán la noche de Halloween junto a los albaceteños The Cyclops. Aprovecho la ocasión para hacerle unas cuantas preguntas a Darío Santoyo, vocalista de la banda.

El próximo viernes presentáis el disco en Murcia. A pesar de la cercanía, no sois un grupo que se haya prodigado demasiado por nuestra ciudad. Teniendo en cuenta esto y tratándose de una “Halloween Party”, ¿tenéis preparado un concierto especial?

- Pues sí, la verdad es que por desgracia no hemos tocado mucho en Murcia capital. Por un motivo u otro sólo lo hemos hecho tres o cuatro veces en nueve años en la capital y en el resto de la región, dos o tres veces más. No sé si es por el estilo que practicamos, por falta de ofertas o por un poco de todo. Queríamos hacer algo divertido para este 31, pero no sé al final que saldrá. Acudid al concierto y saldréis de dudas.

No os dejáis ver mucho por aquí, sin embargo habéis girado repetidamente por toda la península, con más de 100 conciertos a vuestras espaldas a lo largo de vuestros casi 10 años de existencia y habéis hecho incluso dos pequeñas giras europeas. ¿Va a ser cierto eso de que nadie es profeta en su tierra? ¿O es cosa de Murcia y el hardcore?

- No me gusta mucho recurrir a los tópicos, y eso de no ser profeta en tu tierra creo que no debe ser cierto del todo. He visto muchas bandas que lo son y más en esto del hardcore, que se basa en un apoyo cercano de la gente a la banda y viceversa. El movimiento hardcore-punk se basa, entre otras cosas, en un tratamiento totalmente horizontal entre todos los miembros que lo componen: bandas, público, medios... nadie es más que nadie y todo el mundo participa, todo el mundo cuenta. Por eso, en los lugares donde más fuerte ha sido una escena de este tipo, las bandas locales han sido apoyadas sin pero alguno. Podríamos hablar de New York, Boston, Umea (Suecia), Barcelona.... todas y cada una de las bandas surgidas de esos lugares han sido siempre empujadas hacia delante por toda la gente de esas ciudades.

No sé qué ocurre en Murcia, en la Vega Baja, en Alicante... las bandas nos apoyamos, pero el público es muy escaso e irregular. Un día puedes llenar una sala y otro tocar para 10 personas. Probablemente sea por el hecho de que sólo existe una escena de tipo musical, sin mucho compromiso social o político. Tengo la impresión de que mucha gente sale de fiesta y va a un concierto para tomarse algo, no para escuchar a la banda, no para entender lo que quiere transmitir. También creo que aquí funciona mucho el amiguismo, o sea, voy a ver a la banda de mis colegas y después de que toquen me piro sin importar qué transmite la banda que toque después de la de tus amigos. Creo que en España no hay una cultura musical fuerte, de respeto a los grupos, a la música. 

Realmente en esta zona siempre ha resultado difícil conseguir un público numeroso y duradero para los conciertos de hardcore. Aún así parece que está surgiendo una mini-escena hardcore entre Murcia y la Vega Baja, bastante variada musicalmente, de la que sois la banda más veterana, que hace rememorar los buenos momentos vividos a finales de los 90 con los conciertos de la asociación Cores & Danzas y grupos como Milkhouse, Virtual o Foxyheidi. Después de todo este tiempo, ¿hay futuro para el hardcore en el sureste? ¿Lo tienen más complicado los grupos de hardcore de fuera para venir a Murcia a tocar?

- Como te decía, el público es muy irregular. Público hay, real y potencial, pero por un motivo u otro, a veces es muy reacio a asistir a los conciertos. No sé si ando muy equivocado, que puede ser, pero esta zona es bastante costumbrista y de tradiciones arraigadas. Me refiero a que hay cosas cuasi sagradas, como las cenas familiares, quedar con los amigos, horarios, tomar café... y a veces cuesta sacrificarlas por ir a un concierto, por apoyar una banda. Todo se puede compatibilizar, pero a veces cuando ves que la excusa es siempre la misma, pues ya te animas a teorizar.

No creo que en esta zona haya existido nunca una escena estructurada tal y como yo la considero. Una escena, y más en el ambiente hardcore punk, debe estar construida con unas consideraciones muy concretas como son el compromiso, la autogestión, etc... No sólo es una música: el hardcore punk intenta ser una especie de respuesta a todo aquello que no nos gusta. Una escena debe contar con bandas, por supuesto, pero también con medios propios (fanzines, radios alternativas), un público fiel que apoye todas y cada una de estas acciones y unos locales que ayuden a proliferar todo esto. Ahora mismo tenemos las bandas, pero poco más. Es muy positivo tener a bandas como Una Vida, State Murders, No Pain No Gain, Assbreakers, Second Phase, No Idea... pero me falta todo lo demás.

Fuerza de Lucha, desde vuestros inicios, os decantáis por el hardcore old school, sin que haya variado demasiado vuestro estilo con el paso del tiempo. Hoy en día, en ciertos ámbitos, la palabra hardcore se asocia más a estilos como el metal o el rock que al punk, que es de donde surge. ¿Os sentís identificados con todas estas bandas que, aunque musicalmente son muy diferentes a Fuerza de Lucha, forman parte de la escena hardcore?

- Old school hardcore es una mera etiqueta musical. Es el estilo que nos ha influido y el que practicamos pero no tiene más importancia que la de la definición, la denominación. Nuestro estilo sí ha mutado un poco, lo que ocurre es que la base es la misma, pero hay ciertos matices que si han cambiado. La palabra ‘hardcore’ significa radical, extremo. El hardcore punk es el punk más extremo, el hip hop hardcore, igual... Yo juzgo a una banda según lo que me transmita. Si una banda hace metal pero quiere considerarse hardcore y tiene una actitud dentro de los parámetros que yo considero que son hardcore-punk, claro que me sentiré identificado con ella.

No es que para ser o considerarse hardcore-punk haya un decálogo o unas normas estrictas, todo lo contrario, pero hay varias cosas como las que he mencionado (compromiso, autogestión...) que son innatas a  este movimiento. Ahora mismo veo muchas bandas con un sonido pseudo poppie que me parecen más cerca de mi ideal que otras que no se cansan de autodenominarse hardcore pero sólo porque tocan un estilo musical concreto.

Precisamente se está viviendo últimamente, de forma paralela a la diversificación estilística en la escena hardcore, un revival del hardcore de los 80, con numerosas reuniones de grupos de aquella época. Incluso algunos festivales como el Primavera Sound han incluido en su cartel a grupos como Bad Brains (aunque finalmente cancelaron su actuación) o Subterranean Kids. ¿Creéis que esto os beneficia? ¿Puede resultar confuso para la gente más joven con una idea más “moderna” de lo que es el hardcore?

- A mí me parece perfecto que las bandas de hardcore toquen en festivales de pop, metal, rock, o en las fiestas del pueblo. Si queremos divulgar un cierto ideal, a cuanta más gente llegue, mejor. Lo que pasa es que la mayoría de estas reuniones me huelen a negocio, a tocar para sacarse una pasta. Puede ser que muchas de estas bandas sigan creyendo en el punk, pero después de soltar el discursito típico, bajo manga se han llevado una buena tajada. Cada uno es libre de hacer lo que quiera, pero no de este modo. Haz una banda para sacar dinero, métete a hacer pop comercial, pero no utilices una etiqueta que aún mucha gente respetamos como modo de vida, de actuación en muchos aspectos de la vida, para sacar un beneficio económico.

Personalmente, a mi banda no sé si le beneficia; perjudicarme, seguro que no, pero no sé en qué me puede beneficiar que haya bandas hardcore en festivales de estilos más heterogéneos. Desde que las hay, ni hemos tocado más, ni  mucho menos nos han llamado para tocar en ningún evento de esta magnitud. Pero aun así, lo veo positivo.

Otra de las características sustanciales en la trayectoria de Fuerza de Lucha, que sigue vigente, es el carácter crítico e inconformista de vuestras letras, de las que os gusta decir que son reflexiones sociopolíticas. Con el paso del tiempo, en relación a los temas que abordáis en vuestras letras, ¿va todo de mal en peor o hay esperanza de que se produzca ese cambio positivo por el que siempre han apostado las bandas de hardcore clásico?

- FDL siempre ha apostado por dos tendencias en sus letras: la vertiente personal e íntima y la crítica y social. Con el tiempo nuestras letras han crecido con nuestra música, han evolucionado al mismo nivel, han ido de la mano y, en cierto modo, se han radicalizado. Por un lado, las personales son más íntimas que nunca y las políticas meten el dedo en la llaga con mayor intensidad, más análisis y más coherentemente. El hardcore y el punk nacieron como una respuesta a un sistema establecido, al aburrimiento y el tedio de finales de los setenta. Y 30 años después los problemas son prácticamente los mismos y las soluciones siguen brillando por su ausencia.

Una banda de hardcore nunca va a poder cambiar el mundo, pero sí va a decir lo que opina y va a criticar aquello que considera injusto. Ejemplos tenemos mil, así que ahora mismo no voy a comentar que es lo que más nos preocupa o lo que menos. Solamente hay que mirar a nuestro alrededor.  Las cosas no es que vayan peor, sino que todo lo que consideramos malo sigue en estado de degradación, creciendo en injusticia y desigualdad y lo peor de todo es que sigue existiendo. Podemos hablar de un sistema político-económico que no es que vaya mejor o peor, sino que va tomando el camino que se ha buscado. Y ojalá ese camino sea el de la autodestrucción.

Yo creo que hay esperanza, lo que pasa que para difundir esa esperanza habría que sacarla a la luz y desenmascarar a mucha gente, muchos sistemas, políticas que actualmente son incuestionables. Deberíamos creer que somos capaces de cambiar las cosas por nosotros mismos y no depender de los otros. Sí hay esperanza, pero deberíamos tener los medios para difundirla. 

Siguiendo con las letras, en este aspecto enlazáis, igual que en lo musical, con el hardcore clásico. Además, vuestro estilo se vincula no sólo con las bandas míticas del hardcore estatal, sino también con el hardcore que se ha hecho tradicionalmente en Latinoamérica. Precisamente habéis participado recientemente en un recopilatorio de un sello colombiano. Es la primera vez que publican algo vuestro en Latinoamérica tras varios años detrás de ello. En vuestra web habéis comentado varias veces la posibilidad de que os publiquen material en países como México, Brasil, Chile o Perú, aunque no terminan de confirmarse. ¿Será el 2009 el año definitivo en el que “crucéis” definitivamente el Atlántico? En general, ¿qué expectativas tenéis para el año en que la banda cumplirá diez años?

- FDL es una banda que claramente se identifica con el hardcore latinoamericano por motivos de idioma y por otros motivos, como el alto compromiso social y político de alguna de esas bandas. El apoyo que recibe la banda desde aquella zona es impresionante, mucho mayor que el que recibe en España o Europa. Por desgracia nunca hemos tenido una distribución adecuada por todos esos países, pero esperamos que ahora, con la edición de “Ahora es el momento” por parte de Fragment Records, podamos llegar más fácilmente.

Fragment está distribuyendo y editando en México, Colombia y Costa Rica y esperamos que los CDs nuevos se muevan por estas zonas, así como por todo el continente. También esperamos en 2009 editar una discografía completa de los anteriores trabajos, también a través de Fragment. Sería maravilloso poder visitar esos países: son lugares llenos de vida, energía y esperanza. Son países jóvenes con mucho potencial y para nosotros sería lo máximo, ya que somos apoyados muy fuertemente desde todas esas áreas de Centroamérica, Sudamérica...

No sé si el 2009 será el año, ojalá sea así, pero no es nada seguro. Otros proyectos para finales de 2008 o principios de 2009 son la edición de un split single con The Cyclops, la edición en vinilo de “Ahora es el momento” (a través de In My Heart Empire y Días de Juventud) y los conciertos de presentación del mismo por todo el estado español, Portugal, etc.

Por último, antes de despedirnos: Ahora es el momento, ¿de qué?

- El título del CD es toda una declaración de intenciones. No importa lo que haya pasado, no importa cómo esté la situación, ahora es el momento de cambiar lo que no te gusta, de seguir apoyando lo que vale la pena. Es como una llamada a la esperanza, y a decir que nunca es tarde.


Fuerza de Lucha presenta "Ahora es el momento" el viernes 31 de octubre de 2008 en Murcia, junto a The Cyclops. Sala Stereo Murcia. 23 horas. Precio: 5 euros.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...