Vetusta Morla: "En España existen prejuicios con el éxito"

Gregorio J. Fernández | 08.09.2009 - 10:45 | Entrevistas

Vetusta Morla«Voy a mezclar flashes con alcohol / restos de sal y altas dosis de ficción». Así comienza Autocrítica, la canción que abre el primer disco de Vetusta Morla, Un día en el mundo. Antes de que la voz pronuncie esos versos, los timbales interpretan un leve redoble de pasos acercándose. Quien los golpea es David García 'El Indio', el batería de una de las bandas de moda del panorama musical español. Este sábado 12 de septiembre actuarán en la quinta edición del B-Side Festival, en Molina de Segura.

Siempre se escudan en el esfuerzo para justificar el éxito cosechado en estos dos años que han estado de gira presentando su primer disco. Habrá algo más que lo explique, a parte del talento...

- Si supiéramos qué es lo que hay, ya habría alguna persona que sería muy rica. Nuestra música ha funcionado, como hay otras muy diferentes que también lo han hecho. Y aunque algunos se creen que saben cuál es la fórmula del éxito, no hacen más que invertir en cosas que sólo le llevan a darse coscorrones contra la pared. Nosotros hicimos nuestro camino, echamos un órdago apostando por crear nuestro propio sello discográfico y nos ha salido bien. Al final el grupo ha calado, le ha gustado a mucha gente y eso ha ido creciendo, gracias a que siempre salimos a darlo todo en nuestros conciertos.

¿No temieron nunca que ese Pequeño salto mortal, como han llamado a la productora, les llevase a un severo batacazo?

- Por supuesto. De hecho, tras una buena temporada en la que estábamos inmersos en el proceso de grabación del disco, y luego en su correspondiente oferta a numerosas discográficas, llegó un momento en el que no teníamos respuestas interesantes sobre la mesa. Con todas las ganas, la ilusión y el esfuerzo que se invirtió en ese disco, empezamos a ver que no conseguíamos respuesta y que nuestro proyecto no podía funcionar. Yo tuve muchas dudas y llegué a pensar que directamente esto no iba a salir. Entonces, nos plateamos echar un órdago y producir el disco o dejar la maqueta en la estantería de casa. Evidentemente había que intentarlo, no podíamos hacer otra cosa, hacer lo contrario habría sido de cobardes.

¿Qué hubiera pasado si su apuesta no llega a salir bien?

- A lo mejor hubiéramos seguido como siempre: con nuestros trabajos y pensando en el grupo como un hobby, ensayando rigurosamente dos días por semana. Hubiéramos seguido con ese disfrute musical más privado. Por suerte no ha sido así, ha salido todo bien y ahora nos dedicamos exclusivamente al grupo.

A lo largo de este último año, Vetusta Morla ha crecido de manera imprevisible, ¿qué piensa de que les metan en el mismo paquete de Amaral?

- Nos toca de lejos. Nosotros estamos haciendo nuestro trabajo y nos da igual que a veces nos metan en el paquete de Amaral. Por lo menos no es un producto sacado de una discográfica multinacional: Amaral es un dúo que se lo estuvo currando mucho tiempo en garitos, sacó sus discos sin que mucha gente les conociera, y después salieron adelante y dieron el pelotazo. Si nos comparasen con otros grupos, tipo El Canto del Loco, sería otra historia.

¿Es cierto que la música se corrompe con el éxito?

- Nosotros pensamos que no, pero muchas personas creen en ello firmemente. A mucha gente que le gustó el grupo cuando nos conocían muy pocos, de repente nos dejó de escuchar porque empezamos a llegar a más público. ¡Pero si estamos tocando lo mismo! Esos son prejuicios muy grandes que existen en España y que no los ves en otros países. En Reino Unido, donde hay mucha más cultura musical dentro del mundo del rock y del pop, grupos que tienen un estilo determinado, triunfan, funcionan y a la gente les gusta sin ser cuestionados si pertenecen al indie, al mainstream o todas esas tonterías.

Aunque en lo discográfico se consideran indie, ¿han descubierto ya que es ser indie en lo musical?

- Pues no, seguimos sin tener ni idea de lo que es. Muchos lo consideran como grupos de un estilo alternativo diferente a las modas comerciales, pero es que también se le puede llamar indie a uno que hace flamenco con rock, porque se supone que es alternativo o independiente. En realidad, son etiquetas y marcas que hace la prensa musical y las discográficas para encasillarnos. La música va más allá de todo ese juego.

En Un día en el mundo, el pop se mezcla con el rock y viceversa, ¿cómo diferencian ambos estilos?

- No diferenciamos entre canciones pop y rock. Nosotros las distinguimos por sensaciones e intuiciones. Hay canciones que son más suaves, otras que son más enérgicas, rápidas, ambientales... el resto son etiquetas que sirven para orientarte un poco, pero nada más que eso.

Según han dicho, «proponen una combinación de letras interesantes y bien integradas en la melodía». ¿Qué les resulta más difícil: encajar las letras en las melodías o musicar las letras?

- La verdad es que tenemos una historia peculiar al respecto. Cuando en el local han surgido ideas musicales, algunos acordes o alguna estructura, Pucho, nuestro cantante, crea una melodía sin letra, a partir de una especie de wachi wachi que no se sabe si es en inglés o en castellano. A partir de ahí, los letristas del grupo, que son los guitarristas Juanma y Guille, empiezan a hacer las letras sobre esa melodía. Algunas veces hacen el juego del ahorcado, buscando palabras que tengan las sílabas exactas que encajen bien dentro de esa melodía para respetarla, porque las melodías que suele componer Pucho son muy interesantes. El proceso más difícil es encajar letras y palabras dentro de esa melodía, cosa que en inglés sería mucho más fácil y en castellano requiere más esfuerzo.

¿Qué siente el batería de Vetusta Morla en un concierto cuando empieza a tocar Autocrítica, con ese peculiar comienzo de batería?

- Pues es como de si te pones en la cabeza del pelotón en una contrarreloj por equipos y dices «venga chicos, seguidme». Me siento como la lanzadera del resto de miembros del grupo que vienen detrás, a parte de lo que mola tocar eso y ver como van uniéndose el resto de componentes.

Las más de 20 canciones para Un día en el mundo que no llegaron a editarse dan para otro disco. ¿Las reciclarán para el próximo álbum?

- Posiblemente nos podremos con cosas nuevas que reflejen nuestro estado emocional después de tantos meses de gira. Quedaron muchas canciones y muchas ideas en el tintero, pero es más interesante, después de todo esto que ha pasado, reflejar nuestras sensaciones y las ideas que han surgido. Saldrá lo que tenga que salir.


Qué: B-Side Festival.
Quiénes: Rinôçérôse, Vetusta Morla, Cycle, The Rakes, Elvis Perkins y The Leadings.
Cuándo: Sábado 12 de septiembre de 2009, a partir de las 20 horas.
Dónde: Campo de fútbol Sánchez Cánovas (Molina de Segura).
Cuánto: 15 euros en venta anticipada, 20 euros en taquilla.
Más info: web oficial.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...