Noise Box - "Siete letras: Emoción"

Jam Albarracín | 21.04.2008 - 14:08 | Entrevistas

Era la historia interminable. Que Noise Box estuvieran grabando su nuevo álbum se había convertido en un clásico, como que Morientes marque en los partidos importantes. Me llegaban gotas, en forma de demos, y aunque prometían y refrescaban, no era suficiente. Cuando el olvido amenazaba con devorar todas las promesas, un buen día, llega a mis manos “Locked up in an human body”. Lo incrusto en mi estéreo y me coloco los auriculares. ¡Por favor, que alguien mueva esto, es demasiado bueno como para que el mundo no se entere! Jesús Cobarro, su cantante y compositor, al habla.



¿Es consciente de que acaba de parir un auténtico discazo? "La verdad es que no sabemos hasta qué punto. Somos conscientes de que hemos hecho un disco que ha quedado como queríamos. Pero no sabemos qué efecto causará. También al tener canciones algo menos inmediatas o menos pop, las dudas en cuanto a su aceptación son mayores. Nosotros estamos muy contentos".


Ha sido el parto interminable -dos años desde que empezaron a grabar-, la obra faraónica. Pero el resultado también lo es. Un disco grande, en todos los sentidos, también en cuanto a la magnitud y dimensión del sonido. “En eso tiene mucha culpa Raúl (Manrique, productor). Él quería arriesgar y todos teníamos claro que no queríamos una producción estándar. Hemos buscado un sonido más espacial, en cuanto a planos y dinámica de sonido”.


Y claro, las canciones, siempre la madre del cordero. Estas canciones, si me permiten, no están construidas sobre acordes, sino sobre emoción en estado puro. “Un poco la intención era esa. Crear una muralla sónica, con momentos de tensión, pero que eso no quitara para que haya un sentimiento que fluya. Que no fuera sólo energía o algo que te hiciera moverte, sino que realmente pudiera emocionar.  En determinados momentos sería como acercarnos a algo orquestal, de algún modo”.


Seguimos hablando de emoción y concluimos que “en realidad sólo se trata de hacerle justicia a las canciones. Cuando compones lo haces desde el sentimiento puro y por tanto seríamos injustos con las canciones si no las interpretáramos desde ese mismo presupuesto”. Ya, pero eso no es tan sencillo de hacer en estudio. “Es cierto. En disco a veces es difícil plasmar esa intensidad, sobre todo cuando no hay un presupuesto amplio. Esta vez lo teníamos -en cuanto a tiempo y a poder trabajar sin presión- y es lo que hemos procurado por todos los medios hacer. Espero que lo hayamos logrado”.


MELANCOLÍA INEVITABLE

Una característica base de “Locked up in an human body” es la melancolía. Noise Box tiene una capacidad especial para lograr, no ya que fluya, sino que anegue los sentidos. Da igual que el tema sea más melódico, más veloz o hasta más enojado. Ahí surge esa cascada de melancolía inevitable. “La verdad es que sí. Muchos temas están compuestos hace tiempo, en una época personal en la que estaba bastante mal, y eso se refleja. Pero es cierto que desde siempre hemos sido un grupo con un toque melancólico y en este disco más. Supongo que la intención es intentar extraer cierta belleza de los momentos malos; hacer algo bonito con las cosas amargas de la vida”.


“Locked up in a human body” (Encerrado en un cuerpo humano) viene a significar… “Alude a los conflictos interiores. A luchar con uno mismo por muchas cosas, por cuestiones sentimentales, por cuestiones de ritmo de vida, de algo que quieres cambiar en tu vida pero no sabes cómo si en realidad lo deseas o es algo autoimpuesto. Es como intentar encontrarte a ti mismo, a veces es muy difícil. No tienes siempre la capacidad para saber lo que tienes que hacer. A veces haces lo correcto y sin embargo sientes que, de algún modo, te estás traicionando a ti mismo. Esa sería la temática más recurrente del disco”.


Insisto en el concepto de obra de “Locked up in a human body”, un trabajo concebido como un álbum. Con su intro, sus canciones enlazadas, sus contrastes, su salida en clave difusamente esperanzada. Catorce canciones como catorce estrellas que giran alrededor de un mismo sol. “Si vieras mi libreta de notas de hace dos años, verías que prácticamente todo estaba pensado. La intro y el final estaban claros, pero también el orden, las canciones enlazadas, no ha habido apenas cambios. Sí, supongo que es un álbum, en este sentido de obra completa”.


Una obra en la que hay colaboraciones de artistas murcianos como Alondra Bentley, Juanma Martínez (Schwarz), Marina (Klaus & Kinski) y Álex (Vespertine Creation) y que hoy ve la luz a través de La Yesería Records. Aunque hubo otras opciones. “Sí, pero también nos hacía ilusión sacarlo con La Yesería, que son como nuestra familia. Y además eso no nos cierra ninguna puerta. Paco Larrosa sólo tiene una intención y es lograr lo mejor para el grupo. De hecho hay conversaciones para trabajar con algún otro sello como distribuidor y con management… Lo que no estábamos dispuestos era a esperar más. El disco ha costado mucho parirlo y ahora no se iba a quedar en un cajón esperando. La promo a escala nacional sí la vamos a demorar un poco, para hacerla del modo adecuado”.


Pues mientras tanto, ya sabes: hazte con una copia de “Locked up in an human body” y prepárate para abrir la boca. Porque es tan bueno, que si lo hubiera firmado Muse -por citar un ejemplo- ya estaría todo el mundo hablando de su nueva gran obra. Sé un privilegiado, disfruta de Noise Box.



* “Locked up in an human body” está publicado por La Yesería / Perdición.

* Noise Box en la red: www.noise-box.com / www.myspace.com/noiseboxband

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...