Carlos Madrid: "Un mal título puede arruinar una buena canción"

Jam Albarracín | 09.01.2010 - 16:12 | Entrevistas

Carlos MadridObtuvo el segundo premio en el certamen nacional Heineken Greenspace, había sido finalista del Creajoven y todos en Murcia lo teníamos muy en cuenta. Pero Carlos Madrid (Cartagena, 1985) se tuvo que marchar hasta Daimiel para grabar su álbum de debut, Campeones de invierno, publicado por el sello-asociación La Casa con Ruedas. Una docena de canciones entre el pop de autor y el folk-rock americano, de tono confesional y trazo literario. Si esto fuera América hablaría de crónicas de motel, pero aquí en las gasolineras reina Camela.

Decía Lapido: “Una buena melodía sin una buena letra, se queda en algo agradable para silbar”. No parecen sus canciones hechas para ser silbadas.

- Sinceramente, le doy la misma importancia a los textos que a la música. El resultado final es la suma de esos dos componentes, más algo más. No puedo concebirlas por separado, ni cuando escucho música ni cuando hago canciones. Quiero decir que, para mÍ, no hay canciones con letras malas o buenas, o con melodías buenas o malas. Al final una canción no es la suma de sus partes, sino el resultado. Por eso hay canciones buenas y canciones malas.

No sé si ser Campeones de invierno, que así se llaman el álbum y la canción que lo abre, es como tener un tío en Graná o algo finalmente romántico, pequeñas reconfortantes victorias.

- Es tenerlo todo y a la vez no tener nada. Hay algo de romanticismo en todo eso, sí, pero es un romanticismo necesario al que se acude simplemente porque es lo único a que te puedes aferrar cuando pierdes y te hace sentirte un poco mejor, pero no arregla las cosas. Por eso también es tremendamente realista. Es decir, no se trata de convencer a nadie de que esas pequeñas y simbólicas victorias son más reconfortantes que la victoria real. Todo el mundo quiere ganar, yo el primero.

Corríjame o matice mis palabras, pero las suyas son ‘canciones sobre la dignidad del perdedor’ o, para ser más preciso, del outsider. ¿Qué le atrae de esas figuras?

- No creo que sea del todo así. Como decía, todo el mundo quiere ganar. No he pretendido hacer un homenaje a los perdedores. Hay una tradición respecto a eso muy manoseada que a mi juicio ha enturbiado un poco la visión de las cosas. Un perdedor tiene una dignidad muy especial que me parece muy interesante, pero no es un héroe, es un perdedor. Hay que partir de ahí y no olvidar eso.

El álbum está editado por La Casa con Ruedas, un singular sello de Daimiel, y a disposición de todo el mundo en descarga libre. Una vez más: ¿romanticismo o realismo?

- Era prácticamente la única opción que teníamos a la hora de sacar el disco. Hubiese sido muy incoherente conmigo mismo haberme dejado fichar por una gran multi para sacar este disco, ¿no?

Ni siquiera hay edición física para vender en los conciertos. ¿Actitud o error?

- Es lo que hablábamos antes. Te puedes bajar el disco gratis. Te lo pones en el Ipod. Tienes el disco, pero en el fondo no lo tienes.

El disco se abre con Campeones… y se cierra con You’ll never walk alone. ¿Recursos literarios o eres realmente un hincha del fútbol?

- El fútbol es un buen terreno donde desarrollar todos estos temas, pero eso no significa que sea un disco futbolero. El hecho de abrir con este tema sirve para establecer el leit motiv del disco. Cerrando con “You’ll never walk alone”, además de hacer un guiño al himno del Liverpool, pretendía que se viera claramente cómo, finalmente, no me posiciono en ese lado derrotista, sino todo lo contrario.

En el disco colaboran Paco Serén (Los Piratas), el cantautor leonés Fabián y Miguel Ángel Ruiz, a la sazón el productor de Campeones de invierno. ¿Buena onda?

- Muy buena. Con Paco comparto manager, hizo una producción maravillosa de “No hay que volver”. A Fabián lo conozco mucho tiempo y soy un absoluto defensor de su trabajo, que me parece de lo mejor de este país. Con el Súper la conexión fue brutal desde el principio, su posición ante el mundo de la industria musical y su entrega a la música es un ejemplo de trabajador del rock que merece toda mi admiración.

Seguro que las han tildado de tristes en más de una ocasión, pero a mí sus canciones me parecen más… aventuras de bricolaje vital o doméstico. Ya sabe, pequeñas grandes cosas.

- Creo que he hecho el disco más optimista que podría haber hecho. Yo no busco plasmar la cara negativa de la experiencia. Es cierto que hay temas que me interesan más que otros, o hago más hincapié. Creo que definir mis canciones de tristes supone simplificar todo un poco.

La importancia de los títulos. Conceptos, a menudo, sobre los que gira la canción o la emoción principal que se desprende de ésta.

- Le doy mucha importancia, sí. Un mal título puede arruinar una buena canción. Y si me apuras, partiendo de un gran título tienes la mitad del camino hecho para conseguir una buena canción, cualquiera podría hacerlo. Bueno, cualquiera no, si fuera así todo el mundo lo haría.


- "Campeones de invierno" está editado y disponible en descarga libre por La Casa con Ruedas.


Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...