Diego Martín: "Los fans son tan necesarios como las letras de las canciones"

Jam Albarracín | 25.03.2010 - 03:36 | Entrevistas

Diego MartínConsiguió que una de sus canciones, Déjame verte, se convirtiera en uno de los mayores hits de los últimos años, pero tras un debut tan exitoso Diego Martín bajó un poco el listón en su siguiente disco. Ahora el cantante y compositor murciano regresa con Melicia, un tercer álbum que mantiene el encanto que volverá locas a las adolescentes pero en el que se aprecia ese paso adelante llamado solidez. Un disco grabado en Roma -excepto las voces, registradas en el estudio murciano Sr. Guindilla-, producido por Bob Benozzo y que verá la luz el próximo 5 de abril.

¿Qué o quién es Melicia, la extraña palabra que da título a su nuevo álbum?

- Melicia es un conjunto de lugares entre Melilla y Murcia en los que he sido feliz. Nací aquí pero al año nos trasladamos allí y no regresé hasta los 14 años. Son mis dos ciudades. Y al mismo tiempo es el nombre que yo le doy a la inspiración.

Vamos, que es de los que cree en las musas.

- Creo firmemente en ellas. Creo que uno no se puede poner a crear sin ese impulso que llamamos inspiración. Ha habido veces que he salido con mis amigos y de pronto he sentido que tenía que marcharme, me voy a mi casa porque siento que está ahí y que no debo desatenderla. La inspiración es adorable y caprichosa, tiene cuerpo de hada.

Es conocido principalmente por sus canciones a fuego lento pero el primer single, Ruedan, no es precisamente una balada.

- Pero eso es por “Déjame verte”. No sé, esto me da que pensar pero no me considero un baladista, lo que pasa es que rompí con una balada. Pero Alejandro Sanz explotó con “Corazón partío” y no por ello es rumbero. “Déjame verte” es una de esas canciones que superan al propio artista que las crea.

También repite dueto, en esta ocasión en la canción Haces llover, pero ahora con Malú.

- La admiro desde que empezó, tenemos muy buena relación. Ya le escribí una canción (“Qué esperabas”) para su último disco y de hecho siempre he pensado que mi manera de componer tiene muchos puntos en común con su música. No se limitó a interpretar su parte, sino que aportó su visión al tema.

Su visión y también sus discrepancias, si no estoy mal informado.

- [Se ríe sorprendido] No, no lo estás. Pero ella tenía razón. Había unas inflexiones en las que no estábamos de acuerdo, pero tanto el ingeniero como Bob [Benozzo, el productor] se pusieron de su lado. Mi abuela es musulmana y hay un dicho árabe que reza: ‘si alguien te dice que tienes cara de camello, no le hagas caso; si te lo dicen dos, mírate al espejo’. Saber escuchar es importante.

Ser joven, guapo y triunfador tiene unas consecuencias. ¿Cómo lleva el fenómeno fans?

- Muy bien. De hecho, es el tercer disco y ahora es cuando vamos a montar el club de fans, porque me siento preparado para atenderlo. Vamos a hacer un videoblog, quedadas cada tres meses en diferentes puntos del país… Es algo que requiere dedicación porque estás jugando con la ilusión y los sentimientos de personas que te quieren. Por eso no lo había creado hasta ahora. Los fans son tan necesarios como las letras de mis canciones.


“SI NO PUDIERA CANTAR MIS CANCIONES, DEJARÍA DE CANTAR”

Está claro que Melicia muestra a un cantante con calidad y magnetismo, pero también a un artista mucho más sólido que el Diego anterior.

- Me siento muy bien, mucho más seguro. En este disco he participado mucho más que en los dos primeros, porque sabía lo que quería y podía opinar con coherencia y conocimiento, aunque al mando estuviese un monstruo como Benozzo. También asumo mucho mejor el lado malo de la popularidad.

¿A qué se refiere?

- A cosas que tienes que leer y escuchar y que son mentiras sin más. Ya no me agobia como antes, porque se llega a oír casa cosa…

¿Tan mal encaja las críticas negativas?
- No, no, eso me parece respetable, son opiniones. Me refiero a las mentiras, como en una ocasión en que mi madre llegó a preguntarme si era cierto que había adquirido un local sólo para fastidiar a una persona. Lo único que adquirí fue la tremenda sorpresa que me llevé al pensar que alguien pudiera haber maquinado algo así de la nada. Pero bueno, como leí hace poco: ‘nadie tira piedras a un árbol sin fruto’.

Desde que inició su carrera siempre ha tenido a su lado al también murciano José Ramón Soler, guitarrista, director musical y, ¿qué más?

- Y mi mano derecha. José Ramón tiene tanta culpa como yo de esto. Él fue quien me empujó a grabar mis canciones cuando empezaba a componer. Yo no tenía ninguna intención de grabar, pero él me agarró de una oreja y mi madre de la otra [se ríe].

Y ahora que ya está consolidado, ¿ha dejado de sentir ese cosquilleo al subir al escenario?

- Buah, eso nunca se pierde. El día que pierda eso [se queda pensativo, toma un trago de vino]… Yo creo que si no fuera compositor no cantaría. El hecho de componer, de estar defendiendo algo que has creado tú, con ese gusanillo de saber si gustará… Eso creo que no te lo puede dar la simple interpretación. Si me dijeran que no puedo cantar mis canciones creo que dejaría de cantar.

¿Qué vitamina toma para evitar dormirse en los laureles, tan seductores ellos?

- ¿Sabes qué pasa? Que yo considero que ya me he dormido y he vuelto a despertar. Con el segundo disco me relajé un poco, cuando hubo que grabar tuve que componer rápido porque apenas tenía nada. En cambio este ha sido un disco muy pensado, muy trabajado y también muy doloroso. Atravesé momentos personales difíciles y conseguí superarlos. Cuando logras levantarte, te das cuenta de que caerte puede ser positivo. Después de la lluvia siempre sale el sol, si eres capaz de verlo.

Hablábamos de las musas y de su forma de hadas. Pero también de trabajo duro.

- Claro, me he tirado un año escribiendo estas canciones, pero yo he llegado a llorar componiendo. No me preguntes por qué, pero cuando el corazón me hace click digo ‘esto es’. Cuando tienes algo realmente bueno lo notas, te juro que lo notas, no entiendes por qué pero lo sabes. Hay un momento en que llegas a fusionarte con la propia canción. A lo mejor te parece una tontería, pero yo lo siento así. De pronto, por algún motivo, tu alma está en la canción.


- Noticias relacionadas: Diego Martín en corto.
- Melicia se publica el 5 de abril, a través de Warner Music.


Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...