Dr. Sapo (Miguel de Lucas): "Soy un tío sano y normal"

Jam Albarracín | 02.04.2010 - 03:34 | Entrevistas

Dr. SapoSe ha ganado un merecido prestigio como rockautor entre tierno y canalla, con una propuesta divertida y estimulante que cuenta con la baza ganadora de unos directos en los que la comunicación con el público fluye de manera rodada. Tras dos álbumes previos -“Al tran tran” (2004) y “Territorio apache” (2008)-, Miguel de Lucas decidió sanear la charca y dar un giro en el timón de Dr. Sapo, asumiendo completamente las riendas y dejándose llevar por sus impulsos más positivos, lo que queda plasmado en No hay fronteras, su tercer largo. ¿Existe el rock naíf?


A la tercera decide que nadie más influye en su trabajo y opta por la autoedición. ¿Tan mal recuerdo guarda de las discográficas?

- Qué va, no es que guarde mal recuerdo. Hemos aprendido muchas cosas en estos años, hemos metido la pata muchas veces y tenemos que asumir nuestra parte de culpa. Lo que pasa con las discográficas es que ninguna nos ha ofrecido nada, y ya hemos pasado la época de llamar a las puertas de los que se supone que saben de esto. A lo mejor tampoco saben tanto, a lo mejor podemos hacerlo nosotros.

Miguel, yo también quiero una estrella. ¿Realmente bastará con pedírsela a los Reyes Magos?

- Por supuesto que sí.

La energía positiva es una constante en su trayectoria, pero en No hay fronteras es que se desborda. ¿Ha habido algún punto de inflexión que haya provocado esta sobredosis de positivismo?

- La verdad es que antes de grabar este disco pasamos momentos muy duros como grupo, y yo tuve que coger al toro por los cuernos y cambiar algunas cosas. El momento de tomar las riendas de mi carrera y montármelo ‘solo’ ha sido para mí un soplo de aire fresco, y está claro que se nota en el disco.
Mire que en este país tendemos a valorar más el drama, lo trágico, la figura del creador atormentado.

- Puede ser, pero es una pena. Yo soy un tío sano y normal. Tampoco creo que deba opinar sobre qué es lo que el público demanda, ni siquiera me interesa, yo hago lo que hago porque me hace feliz a mí.

La sencillez formal es un arma que juega a favor de sus canciones. Entiendo que es algo intencionado.

- La sencillez de las canciones no es algo intencionado, supongo que es mi forma de expresarme. En la grabación del disco, sin embargo, sí que hemos buscado la sencillez. O mejor dicho, hemos pasado de complicarnos la vida y hemos intentado que las canciones hablen por sí solas, sin recargarlas demasiado.

Meterse en el papel de un niño, ¿es una buena manera de poder mirar con limpieza y reivindicar el tesón (Rogelio el caracol), la unidad (No hay fronteras), el rechazo a la hipocresía social (Tarzán ha vuelto)?

- Pues ahora que lo dices, sí, creo que es una buena manera de hacerlo. Sin embargo no soy consciente de meterme en ningún papel, aunque quizá lo haga sin darme cuenta. Desde luego, me sale muy natural.

Me gusta lo de Tarzán y su deseo de regresar a la jungla, pero hemos nacido en la ciudad y somos adictos a este ritmo vertiginoso. ¿Qué podemos hacer?

- Bueno, ahí cada uno es cada uno. Para mí la mejor alternativa es quitarse esta adicción y pirarse al campo a vivir, lo difícil es tener dinero para comprarse un terreno o una casa.

Creo que hay que ser valiente para utilizar ese sentimiento naíf con que traza sus canciones, pero dígale a un americano rodeado de armas que hay que ser confiado...

- No sé qué contestar, creo que hay momentos para todo en la vida. Nosotros hacemos canciones para los que quieran escucharlas y sepan disfrutarlas, sin mayores pretensiones. Intentamos mirar las cosas por el lado bueno, pero sinceramente, no me imagino a un yanqui con una pistola escuchando Sácame a bailar.

Voy a destacar dos colaboraciones, la de Diego Galaz y la de… ¡Espinete!

- Diego Galaz y yo nos conocemos desde hace tiempo, le pedí que colaborara con su violín en una canción y él accedió encantado. Con Chelo Vivares (voz y cuerpo de Espinete) fue distinto. No la conocía personalmente, pero en un concierto casualmente se me abrió la posibilidad de contactar con ella y a partir de ahí me propuse conseguir que Espinete viniera a la charca para cantar su canción. Y lo conseguí.

Se ha ganado una sólida credibilidad gracias a sus directos. ¿Qué tienen de especial los conciertos de Dr. Sapo, cómo se los plantea?

- No sé qué tienen de especial. Intentamos pasarlo bien y meter caña encima del escenario, pero creo que lo más importante es que hemos aprendido a transmitir las canciones y a conectar con la gente. Cuando consigues eso, ya el resto da igual.


- Dr. Sapo presenta No hay fronteras el jueves 8 de abril de 2010 en el centro de ocio Zig-Zag. A las 22 horas, con entrada gratuita. Completa la velada Lúcido.


 

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...