Klaus & Kinski: "Son sólo cancioncillas"

Jam Albarracín | 21.05.2010 - 21:42 | Entrevistas

Klaus & KinskiLo han vuelto a lograr, pero mejorado y aumentado. Hablo de “Tierra, trágalos”, el segundo álbum de Klaus & Kinski, el grupo murciano liderado por Álex Martínez y Marina G. Carruthers que ya fuera la auténtica revelación del panorama indie nacional en 2008 gracias a su sorprende debut “Tu hoguera está ardiendo”. Brillantes textos de  existencialismo real o imaginado, una versatilidad sonora tan absoluta que tiene el sabor de la misma libertad, exquisitez y precisión instrumental como sólo un gran músico como Álex podría lograr y una voz cuya apariencia candorosa sólo esconde su inquietante frialdad a quienes la escuchan de manera meramente cosmética.

Todo ello convierte a Klaus & Kinski en una propuesta sin parangón en nuestro país, que les ha acreditado fans tan variopintos como el lehendakari Patxi López o los chicos de Muchachada Nui. Esta noche presentan su nuevo disco en Murcia, acompañados por otra de las revelaciones nacionales, Los Punsetes.


'Tierra, trágalos'. ¿A quiénes?

Álex (A). A quien el respetable quiera. O a nosotros mismos.

Marina (M). Por mí, a todos los que me producen vergüenza.

Después del notable reconocimiento del primer álbum, ¿cómo os planteásteis este segundo? ¿Sentisteis la presión de las expectativas?

A. Pues trabajar con la misma filosofía con que se hizo el primero, intentando hilar lo más fino posible y procurando acumular el máximo número de temas para después seleccionar. Lo principal es trabajar en casa con tranquilidad y meticulosidad, reflexionando y experimentando. En este disco hemos usado más el estudio de nuestro técnico, Antonio Illán, pero la manera de hacer las cosas viene a ser la misma.

M. Siempre sienta mal que te critiquen, aunque intentes encajarlo de una manera adulta. Lo que pasa es que a veces te comparas con otras cosas ensalzadas por tus criticadores y te sientes un poco mejor.

A. La diferencia fundamental es que el primero se hizo sin saber que eso acabaría siendo un disco, pero con éste sabíamos que íbamos a tener asegurada la cuota de atención. Se supone que eso es una presión, pero en realidad es la mejor de las situaciones, el saber que puedes hacer lo que te dé la gana con el disco y que va a haber gente que lo atienda, sólo por salir. Aunque eso no te garantiza que vaya a gustar o a irte bien, no deja de ser una situación envidiable.

'Tierra, trágalos' es Klaus & Kinski en su máxima expresión. Volvéis a hacer estilo de la libertad y de la personalidad propia. Algunos lo llaman eclecticismo.

A. Son cosas de periodistas. Para nosotros es algo más natural. No digo que no sea cierto, sino que nos lo creemos a base de oírlo decir mucho. En el fondo aquí los estilos son divertimentos, caprichos, hacer tal o cual cosa a ver qué tal. Esto tiene sentido si nos puede divertir.

M. Yo creía que lo del eclecticismo era igual que no tener personalidad, qué lío. El otro día leí sobre nosotros que a ver si nos íbamos a encasillar en ir de muchos palos y me pareció bastante 'nonsense'. Parece que la gente se lo plantea mucho más que nosotros.

Voy a romper un tópico, un supuesto invariable. Afirmo: la voz de Marina es armoniosa, pero no es dulce. Puede parecerlo a primera escucha, pero a menudo es fría, inquietante. No todo lo que se dice en voz baja tiene por qué ser lindo.

M. Me alegra saber que piensas así. La gente se lleva a malos entendidos conmigo. Haciendo eso, una lectura superficial, creo que me imaginan mucho más pop, en todos los ámbitos, de lo que soy.

A. Poner adjetivos al sonido siempre es incompleto e inexacto, aunque supongo que a veces la música podrá tener más de tristeza, frialdad, evocación o lo que quieras, que de dulzura, en el sentido candoroso del término.

En todo caso sí que suele haber una sensación de contraste entre la forma y el fondo, a menudo terrible. ¿Convierte esto en más sobrecogedoras precisamente las canciones de Klaus & Kinski? A mí me lo parecen.

M. Está claro que un vozarrón te pone los pelos de punta con más facilidad y dramatismo que una vocecilla pequeña; creo que requerimos de una escucha más pausada y analítica que muchas veces no recibimos y es cuando vienen las comparaciones locas.

A. Supongo que puede ser un rasgo de estilo, o una actitud artística, no sé. No se tiene por qué decir algo más vehemetemente sólo por gritarlo.

¿Es la contradicción una de las características de la vida? ¿Es la música de Klaus & Kinski una maravillosa contradicción?

A. No sé si maravillosa, pero contradictorios supongo que somos un poco. A veces incluso conscientemente, porque no estás seguro de nada y un día dices digo y otro diego. Pero sólo son cancioncillas, no un sistema de pensamiento.

Cancioncillas que beben de la disco music (“Forma, sentido y realidad”), del noise (“Luego vendrán los madremías”, “Ley y moral”), del folk (“Mamá no quiero ir al colegio”, de texto espeluznante) y hasta del pasodoble (“El rey del mambo”). Pero, ¿el indie no empezaba en My Bloody Valentine?

M. Indie, para mí, es hacer música sin esperar hacer dinero a cambio; con toda la libertad amateur que eso conlleva.

A. Yo prefiero pensar que el indie es una actitud, o una idiosincrasia, o un contexto, y no un género. O directamente es una tontería inventada para pensar que te mueves en un ámbito distinto al de otras tonterías aún mayores. O que son ganas de hacerse el chachi para ligar.

Me imagino a Álex con cara de malvadillo, frotándose la barba y rebuscando en el baúl de su vasta cultura musical.

A. Más bien es un juego. Qué divertido si hiciéramos una canción así o asá… Otras veces estás escuchando música y simplemente te apetece hacer algo en ese rollo.

M. Más que rebuscar es que de pronto se le ocurre algo y lo hace, aunque a veces no llegue a canción terminada. Con las letras también le pasa, casi que creo que sueña con sus cosas de músico, a lo McCartney.

Ser pareja también en la vida cotidiana, ¿cómo afecta a Klaus & Kinski?

A. Lo bueno y lo malo se comparte. No hay una persona que simplemente te apoye o te acompañe o te pregunte qué tal te fue. Lo que nos ocurra lo vamos a sentir de igual manera, en todos los sentidos.

M. Lo malo es que cuando discutimos se enteran todos los demás y supongo que también les incomoda un poco a ellos. Lo bueno, que uno no se pasa los fines de semana solo, preguntándose qué hará el otro.


- Klaus & Kinski presenta Tierra, trágalos el viernes 21 de mayo de 2010 en el Club 12&Medio, Murcia. A las 23 horas. Completa la velada: Los Punsetes.


Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...